elEconomista.es
Colombia
Últimas noticias
13.762,88
-0,21%
2.902,0800
-0,23%
47,77
+7,28%
140,35
-0,74%

Crowdfunding, una actividad creciente pero con grandes riesgos: Asobancaria

elEconomistaAmérica.com | Colombia - 14:28 - 28/08/2017
0 comentarios

    Dentro del nuevo abanico de opciones que han surgido como consecuencia del desarrollo tecnológico se encuentra el crowdfunding, un nuevo esquema de financiación que ha crecido significativamente en los últimos años.

    Este mecanismo consiste en una forma de recaudo de dinero a través de plataformas en internet, en donde individuos y empresas financian proyectos, negocios o actividades personales a través de donaciones, inversiones o préstamos de múltiples personas.

    Aunque la idea de financiamiento grupal no es nueva y aún se mantienen esquemas tradicionales en donde familiares y amigos apoyan económicamente ideas de negocio, este esquema de financiación ha venido incursionando en el mercado, principalmente debido a que ha encontrado un espacio desatendido en la vida financiera de las empresas, especialmente en sus primeras etapas de desarrollo.

    La información específica para Latinoamérica muestra que el crowdfunding es una industria naciente, en avance, aunque con rezagos. En efecto, en el último trienio se lograron quintuplicar los montos invertidos en el conjunto de países de la región en crowdfunding, superando los niveles de países como Canadá, pero aún con un tamaño de mercado que no supera el 1% del estadounidense.

    Inherente al desarrollo de una actividad financiera, con el crowdfunding existen riesgos que pueden materializarse. De acuerdo con la literatura internacional, los riesgos más comunes en el crowdfunding son el riesgo de impago, el operativo, el de liquidación, el de lavado de activos, el de fraude y el de conflicto de intereses, entre otros.

    Asobancaria concuerda con la posición de la Unidad de Regulación Financiera, mediante la cual el crowdfunding facilita el acceso al crédito a pequeñas y medianas empresas. Sin embargo, por ser una actividad financiera y un instrumento de canalización de ahorro del público, es un asunto que debe tratarse con sumo cuidado, sujeto a los estándares que nos ha impuesto la Constitución Política de 1991.

    Contenido patrocinado
    Otras noticias

    Comentarios 0

    Deja tu comentario

    Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:


    elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

    Enviar

    Flash de noticias Colombia

    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru
    Cabify espera crecimiento del 30% con nuevas camionetas particulares
    Harvey deja inundaciones catastróficas en Houston; paraliza al estado petrolero