elEconomista.es
Colombia
Últimas noticias
13.762,88
-0,21%
3.050,8200
+0,80%
47,77
+7,28%
116,50
-4,55%

Endesa refuerza la seguridad energética de Colombia

elEconomista America - 6:41 - 20/06/2013
    tagsMás noticias sobre:

    Levanta las centrales de El Quimbo y Betania, que atenderán el 8 por ciento del consumo de todo el país.

    Endesa coronará en diciembre de 2014 la ejecución de la central eléctrica colombiana de El Quimbo, comenzada hace dos años. Es la segunda instalación más importante de este tipo en cuyo desarrollo ha participado la compañía española en Latinoamérica, sólo por detrás de la central hidroeléctrica de Ralco, en Chile, que cuenta con 690 MW de capacidad. Se trata de uno de los proyectos estratégicos de la compañía en América y una obra fundamental para Colombia, en la que se han invertido 837 millones de dólares.

    Situado en el departamento de Huila, al sureste del país, el proyecto lo lleva a cabo Emgesa, en la que Enersis -la filial de Endesa en Latinoamérica- participa al 16,12 por ciento. Esta empresa fue creada en 1997 como resultado del proceso de capitalización de la Empresa de Energía de Bogotá, y cuenta con diez centrales de generación hidráulica y dos térmicas, ubicadas en el departamento de Cundinamarca y Bolívar.

    Tres grandes fases

    La central dispondrá de una capacidad instalada de 400 MW, y generará una media anual de 2.216 GWh. Aprovechará principalmente el caudal del río Magdalena, el más importante y extenso de Colombia, aunque también se nutrirá de las aguas del Suaza. El Quimbo ocupa una extensión de 8.586 hectáreas, y afecta a los municipios de Gigante, El Agrado, Garzón, Tesalia, Altamira y Paicol. 

    El desarrollo del proyecto se estructuró en tres etapas fundamentales. La primera, transcurrida en 2011, consistió en la construcción y la terminación del túnel de desvío, que no es sino el conducto por el que discurren las aguas del río Magdalena que no son represadas. Durante el año pasado y el actual, se completa el dique auxiliar y se avanza en los programas de reasentamiento de las 450 familias afectadas por el proyecto, de los que hablaremos más adelante. Por último, en 2014 se culminarán la presa, el vertedero, la descarga de fondo, la casa de máquinas y el llenado del embalse, para entrar en operación en el mes de diciembre.

    Avance de las obras

    A cierre de febrero, el número de personas trabajando en el proyecto ascendía a 2.585. Las infraestructuras construidas por Emgesa comprenden: un dique auxiliar para reforzar la contención del agua, actualmente al 30 por ciento de ejecución, en el que se han empleado 1,05 millones de metros cúbicos de material; un vertedero -un sistema de canales que permiten el paso controlado del agua en caso de crecidas del río o de máxima capacidad alcanzada del embalse-, terminado al 24 por ciento; los dos túneles de carga, que conducen el agua a la sala de máquinas, donde se genera la energía (uno está al 13 por ciento y otro al 17); los rellenos de la presa, un muro de 151 metros de alto y 645 metros de largo; la citada casa de máquinas, que contendrá dos turbinas de 400 MW de capacidad conjunta, y, por último, el túnel de descarga de fondo, que permitirá el paso del agua en la etapa de llenado y tiene 437 metros de longitud, de los que quedan 99 por excavar.

    Compromiso con los ciudadanos

    La construcción del complejo comporta la reubicación de las comunidades situadas en el área de influencia, sobre todo en las veredas de Balseadero y Veracruz. La compañía ha puesto en marcha un programa de reasentamientos para compensar a las 450 familias que deberán cambiar tanto su vivienda como sus tierras de cultivo. En el caso de Balseadero, Emgesa entregó a 22 familias en el mes de febrero las parcelas para que adelanten sus actividades productivas, eminentemente agrícolas, mientras la compañía ejecuta las obras. La decisión sobre el nuevo emplazamiento se concertó entre Emgesa y los afectados, a quienes se entregará "un entorno igual o mejor al que tenían antes de la construcción de El Quimbo", según fuentes de la compañía.

    Además del aspecto social, la construcción de una obra de estas dimensiones exige una evaluación previa del impacto ecológico. A este respecto, Emgesa realizó un estudio ecológico de fauna en las zonas de restauración con el fin de obtener información definitiva sobre cómo salvaguardar, y ha implementado medidas para proteger el patrimonio arqueológico. Del mismo modo, el proyecto incluye un plan de compensación ambiental para restaurar más de 11.000 hectáreas de bosque seco tropical.

    El complejo de El Quimbo es especialmente relevante para Colombia porque garantizará la fiabilidad del suministro energético del país, abastecerá cerca del 5 por ciento de la demanda energética colombiana y contribuirá al desarrollo de la región del Huila, en la que se ubica.

    Endesa es la primera multinacional eléctrica privada de Latinoamérica, con 16.158 MW de potencia instalada. En enero de 2013, la compañía superó la barrera de los 14 millones de clientes en la región, destacando el buen comportamiento de sus filiales de distribución colombianas.

    Otras noticias
    Contenido patrocinado

    Flash de noticias Colombia

    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru
    <B>Michelin</B> dejará de producir en <b>Colombia</b> y eliminará 460 empleos
    Empresarios de unos 30 países participarán en <B>Colombiamoda</B>