(Reuters) - La Reserva Federal de Estados Unidos casi seguro subirá las tasas la semana que viene, según un sondeo de Reuters a economistas que en su mayoría ahora proyectan tres aumentos de los tipos de interés el año próximo, frente a las dos alzas para 2018 que estimaban hace pocas semanas.

Los resultados del sondeo, realizado justo antes de que el Senado estadounidense vote para aprobar recortes impositivos que se prevé que sumarán 1,4 billones de dólares a la deuda nacional en la próxima década, muestran que el mercado estaba cada vez más convencido de que las tasas necesitarían subir más rápido.

Mientras que casi un 80 por ciento de los economistas consultados en octubre había dicho que esos recortes impositivos no eran necesarios, la aprobación del proyecto -el primer logro legislativo importante del presidente Donald Trump- conlleva un cambio a estimaciones de tasas más altas y alzas a mayor ritmo.

El aumento de las expectativas de los economistas a tres incrementos de la tasa de interés el año próximo está ahora en línea con las proyecciones de la Fed, que se dieron pese a las diferencias internas entre los miembros del banco central sobre el panorama de la inflación, que persiste obstinadamente baja.

Este es un desafío similar al que enfrentan otros bancos centrales, que en general están abandonando las políticas monetarias flexibles puestas en marcha tras la crisis financiera del 2007-2009, pese a la todavía débil presión inflacionaria.

La medición de la inflación preferida por la Fed se ha mantenido debajo de la meta del banco central estadounidense del 2 por ciento por casi cinco años y medio y un sondeo de Reuters sugiere que seguirá debajo del objetivo hasta el 2019.

Con todo, los 103 economistas encuestados -incluidos 19 grandes bancos que trabajan directamente con la Fed- dijeron que la tasa de los fondos federales subirá nuevamente este mes en 25 puntos básicos, a un rango de 1,25-1,50 por ciento.

"Esto se trata de regresar a un nivel neutral en el que la política monetaria no alienta ni apaga el crecimiento", dijo Brett Ryan, economista de Deutsche Bank, quien recientemente varió su proyección a cuatro incrementos de las tasas de interés estadounidenses en 2018.

Los mercados financieros también estiman un 90 por ciento de posibilidades de un alza de 25 puntos básicos en la tasa en diciembre, sobre todo debido a la caída del desempleo a un mínimo histórico y a un crecimiento económico razonablemente sólido este año en Estados Unidos.

Más del 90 por ciento de los 66 economistas que respondieron una pregunta adicional indicó que los cambios que vienen en la Fed -un nuevo presidente desde febrero junto con varios miembros nuevos en el Comité Federal de Mercado Abierto- no alterarán el actual curso de aumento de las tasas.

Outbrain