elEconomista.es
Colombia
Últimas noticias
13.762,88
-0,21%
2.907,1100
+0,04%
47,77
+7,28%
130,25
-0,27%

Un día con MinVivienda convirtiendo en realidad el sueño de una casa propia

ELECONOMISTA AMÉRICA - FRANCISCO RODRÍGUEZ G. - COLOMBIA - 21:14 - 30/03/2014
comentarios
    tagsMás noticias sobre:
    El ministro de vivienda, Luis Felipe Henao, con una feliz ganadora de casa propia en Santa Marta, en la costa norte de Colombia

    En Colombia avanza la entrega de 100 mil casas gratis que prometió el gobierno Santos a las familias más pobres. El ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, dice que ya van 40.000. elEconomistaamerica.co vivió la experiencia en Santa Marta y Cerete.

    La jornada comienza muy temprano en Bogotá donde a bordo de un DC 3 de la Policía Nacional (con armazón de 1940 pero con motores de 2007), el ministro Henao y su grupo de asesores inician una nueva jornada de entrega de casas, de la cual ya no recuerdan que número le corresponde en esta intensa agenda, pero a la cual se dirigen con la misma emoción de la primera vez.

    Y esto se confirma luego de aterrizar en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Santa Marta desde donde nos trasladamos a Ciudad Equidad donde lo aguardan unas 4.000 personas que serán las afortunadas de este día. Unas porque se les hará entrega de 2.000 viviendas y otras porque participarán en el sorteo de otras 1.300.

    Luis Felipe Henao ingresa al recinto donde se llevará a cabo la actividad y como si se tratara de la llegada de una estrella como Carlos Vives o Juanes, es recibido en medio de gritos, aplausos, canciones y vivas. Con sus 34 años y el título de ser el ministro más joven de la administración Santos, y sin ser propiamente el mesías, llega con toneladas de buenas noticias para los más pobres de Santa Marta, una ciudad que en medio del progreso que le generan el turismo y su característica de puerto marítimo internacional, también vive dificultades por la pobreza y la acción de las bandas criminales.

    Este día, Henao llega con la misión de hacer realidad el sueño de millones de colombianos pobres de tener un techo propio, y lo que es mejor aún, sin pagar un solo peso, algo que en el último medio siglo de violencia e inequidad en el país no había sido posible.

    La balota de la esperanza

    Paradójicamente, Colombia es un país que le apuesta a todo. La gente juega el baloto, o el chance (un sorteo de dinero que en los últimos años se ha ido legalizando), o a que su amada selección va a tener un buen papel en Brasil 2014, o a uno de los candidatos presidenciales de la próxima contienda electoral.

    Pero a lo que más de apuesta este país es a la esperanza, a la posibilidad de alcanzar metas, a la de un futuro mejor, a la de alcanzar la paz, y lo más importante, a la tener una vivienda propia.

    Y en este terreno es en el que el ministro de Vivienda Luís Felipe Henao, se ha venido desempeñando con prioridad en apenas un año que lleva de labores, puesto que si bien la estrategia de las 100.000 viviendas gratis fue direccionada por el presidente Juan Manuel Santos, y diseñada por su antecesor en esa cartera, Germán Vargas Lleras (ahora fórmula de vicepresidencia del Mandatario), es a este joven paisa (nacido en Medellín, Antioquia)a quien le ha correspondido la misión de convertir en realidad el sueño de miles de colombianos te tener su casita, como se estila decir en nuestro medio.

    Por ello, cuando Henao sube a un escenario improvisado en uno de los lotes de Ciudad Equidad, un nuevo barrio de Santa Marta donde se están desarrollando 4.000 viviendas gratis, el júbilo es total. Cada una tiene un valor de setenta salarios mínimos, es decir, unos $43 millones, y muchos de los allí presentes le han invertido a la esperanza de ser los beneficiados en el sorteo de este día, eso sí, sin invertir un solo centavo para lograrlo.

    Algo similar ocurrió en el coliseo de Cerete (Córdoba), cuando Henao llegó para dar inicio al sorteo de otros 400 apartamentos gratis.

    El azar no juega

    Pero para estas familias pobres alcanzar el sueño de una casa propia el azar no cuenta. Detrás de este logro hay un largo trabajo previo de identificación de los potenciales beneficiarios por parte del Departamento de Prosperidad Social, orientado hacia esa finalidad en la administración del presidente Santos.

    De acuerdo con el ministro Luis Felipe Henao, el programa de las 100 mil viviendas gratis da prioridad a las familias desplazadas, a las que hacen parte de la Red Unidos y a los sectores más vulnerables. También, un porcentaje de viviendas en cada proyecto será destinado a los hogares afectados por los desastres naturales o que habiten en zonas de alto riesgo no mitigable.

    A su vez, la Red Unidos es una estrategia nacional de intervención integral y coordinada, que busca contribuir al mejoramiento de las condiciones de vida de las familias, mediante la cual se ha ayudado a mejorar las condiciones de unos dos y medio millones de colombianos que presentaban las condiciones de vida más bajas según el Sistema de Identificación de Beneficiarios de Programas del Estado (SISBEN 2), y aquellas que se encontraban en situación de desplazamiento e inscritas en el Registro Único de Población Desplazada (RUPD).

    La estrategia de intervención de la Red está basada en contribuir a que las familias beneficiarias alcancen los 45 logros básicos de las 9 dimensiones de desarrollo humano (ingresos y trabajo, habitabilidad, bancarización y ahorro, nutrición, dinámica familiar, salud, identificación, acceso a la justicia, educación, etc.) que son aspectos del bienestar de las familias, definidas como áreas de intervención por la red, a fin de contrarrestar las trampas de pobreza existentes entre las familias más vulnerables.

    Es por ello que según el ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio, el alcance del programa de las 100 mil casas gratis está apoyado en una cadena de servicios sociales que apuntan a mejorar las condiciones de vida de la población más vulnerable.

    Por eso, en medio de las actividades de sorteo y entrega de estas viviendas Luis Felipe Henao recuerda lo que de niño decía su abuela: "tener casa no es una gran riqueza, pero no tenerla significa la mayor pobreza".

    Y confía en que estas primeras 100 mil deben ser el cimiento de otras 100 mil y muchas más, en la medida que el proceso de negociación de paz con las Farc avance, permitiéndole al país gastar menos en balas y fusiles y más en ladrillo y cemento para apoyar a los más necesitados.

    Cuando lo social es rentable

    Y si de medir los resultados que este programa social bandera del gobierno Santos genera en todos los frentes, el ministro Henao revela que en 15 meses de vigencia se están desarrollando 335 proyectos en 223 ciudades colombianas.

    Se han beneficiado 21 industrias de la cadena de la construcción y se han generado 150 mil empleos directos, que de hecho, han permitido recuperar para la actividad edificadora a miles de trabajadores que por le necesidad se encontraban en otros ramos.

    De hecho, el funcionario explica que gracias a la dinámica en general de la construcción, la actividad minera derivada de esta, fue la que le salvó el año al comportamiento minero del país.

    En cuanto a la demanda de insumos, incluso, se han presentado casos como el del Eje Cafetero, donde los proyectos consumieron las existencias de ladrillo, por lo que se debió traer del departamento del valle.

    Obviamente, el programa de las 100.000 viviendas gratis no está ajeno al debate político y mucho más cuando estamos ad portas de la elección presidencial, que incluye la reelección del presidente Santos como una de las opciones.

    Es por ello que todos los procesos de sorteo y entrega de viviendas, está blindado por controles tanto de las autoridades locales como de los organismos de control del nivel Nacional.

    Un aspecto que ha sido clave en este proyecto es que se ha contado con la activa participación de constructores privados, a quienes el gobierno les paga el valor de las casas contra su entrega.

    Como de lo que se trataba era de ver para creer, al mejor estilo de Santo Tomas, elEconomistaamerica.co tuvo esta gran oportunidad de apreciar sobre el terreno como es que funciona lo de las casas gratis.

    Y la sensación que nos quedó es que cuando los impuestos de los colombianos se invierten en la gente más necesitada y en algo tan vital como lo es una vivienda digna, la esperanza de construir un país incluyente para esa Colombia olvidada pudiera trascender de la utopía a la realidad.

    Otras noticias
    Contenido patrocinado

    Comentarios 0

    Flash de noticias Colombia

    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru

    <b>Corea del Norte</b> impone zona de exclución aérea y marítima en el mar Amarillo
    Venezuela.- El Ejército intercepta en Falcón una aeronave ilegal proveniente de América Central