elEconomista.es
Colombia
Últimas noticias
13.762,88
-0,21%
3.009,4800
-0,32%
47,77
+7,28%
120,00
-2,12%

Tocaima quiere pasar la página del triste noviembre y vivir en paz

elEconomistaAmérica.com | Colombia - 18:38 - 28/11/2017
0 comentarios
  • El domingo pasado se efectuó una reunión con representantes de Alemania, Francia y Perú, que acompañaron a la apertura de la Casa Coopmet, Cooperativa de Mujeres Emprendedoras de Tocaima.

tagsMás noticias sobre:
La gente de Tocaima quiere olvidarse de la triste historia de hace 20 años y ratificarse como tierra de paz.

La vida del tocaimuno Omar Martínez González duro 31 años de edad. Se le conocía como un campesino alegre y comercializador de fruta en Bogotá.

Por Gerardo Moyano Chaves *

La noche anterior a su deceso, como a las 8:00 p.m., al sentir un fuerte resfrió le dijo a uno de sus hermanos que no llevaría fruta a la capital. El hermano le ofreció llevarle la fruta en su camión, le dejó doscientos mil pesos. Su vida habitual se daba en el corregimiento La Horqueta.

En contra de esa tranquilidad un grupo de hombres adelantaban a esa hora un plan para atacar La Horqueta a poco menos de 10 horas. Pertenecían al Bloque Paramilitar Elmer Cárdenas, enviados desde Necoclí, Antioquia para cometer la masacre. Estaban a esa hora muy cerca de las haciendas La Carolina y El Cucharo de esa jurisdicción.

Al otro día, viernes 21 de Noviembre de 1997 La Horqueta estaba gozando de tranquilidad, cerca de un punto de Telecom. Se trataba de una esquina conocida como una T que comunica por un lado con el corregimiento Zelandia y por el otro con Tocaima.

Pero las cosas eran diferentes a pocos kilómetros de allí. En la vía Zelandia a 1.5 kilómetros tres hombres tocaron la puerta de una casa rural. Vestían uniformes camuflados y llevaban fusiles de asalto y decían ser del Ejercito Nacional. Tocaron la entrada sobre las 5:30 a.m. Doña Carmenza, la dueña de la casa les prepararía un almuerzo. Su esposo fue sometido y tomado como rehén.

Cerca de las 8:00 a.m. Omar Martínez estaba cerca de la esquina T. Salió para ir a otro sector a comprar mangos para llevarlos luego a Bogotá. El hombre se paró un momento, miraba el reloj, limpiaba su motocicleta y se preparaba para partir.

Deseaba encontrar algo para partir y no lo hacía. Nuevamente regresó a la motocicleta, su subió sobre ella y empezó a girarla nuevamente.

A pocos metros de distancia salió de la casa su esposa y le pidió detenerse. Hablamos brevemente y ella terminó subiéndose como parrillera. Subieron a Zelandia a casa de doña Carmenza pues la esperaban en la Horqueta después de las 7:30 a.m. para ir a las oficinas de una Caja de Compensación y separar cupo para las vacaciones de sus hijos.

Incursión paramilitar

Mientras Omar acompañaba a su esposa cerca de 15 paramilitares vestidos con camuflado y encapuchados empezaron a ir a varias casas en La Horqueta. Preguntaban nombres de personas y tomaban notas.

El propósito era localizar 35 campesinos que según se les indicó eran auxiliadores del 34 frente de las Farc. Estas personas, decían, daban información, transportaban algo que les pidieran, movían gente a donde solicitarán: eran auxiliadores.

Entre los uniformados de camuflado se encontraba Luis Carlos Mercado Gutiérrez, alias "la pantera". Había llegado a La Horqueta dos meses antes y la Fiscalía lo señalaba como representante de las Convivir organización que operaba en Urabá, Antioquia.

Su presentación en el nuevo lugar se daba como administrador de haciendas, así lo conocían.

Cuando Omar llegó al lugar su esposa toco la puerta. El ruido empezó a ser más fuerte con la motocicleta y con los gritos desprevenidos del hombre que pedía que abrieran las puertas, que se levantarán, que madrugarán y otras más. Salió uno de los uniformados y los entraron a la fuerza. Allí los amenazaron con las armas.

Pasaron algunas horas. Comían lo preparado por las mujeres y se comunicaban por celular y esperaban. A determinado momento tomaron a Carmenza, su esposo y a Omar y los sacaron para llevarlos a La Horqueta.

A la esposa del motociclista la dejaron porque ella les suplicó entender que estaba en embarazo, lo que realmente no sucedía.

El tenebroso "Pantera"

Mientras tanto Mercado, alías "la pantera", seguía su recorrido. Salió y se paró frente a Telecom, en la misma esquina donde estuvo unas horas antes Omar Martínez. Abrió una puerta y al otro lado lo esperaba un hombre armado que sin pensarlo le disparó en la frente.

El uniformado se fue al piso muerto. Sus compañeros llamaron a los que descendían hacia La Horqueta y pidieron matar a quienes llevaban: "maten a esos h.p", pues ellos acabaron de perder a "la pantera".

Allí, en una división de alambre que protegía una vivienda, Omar y el dueño de la casa y otros tres hombres que llevaban otros paramilitares fueron puestos de rodilla y se les dio un tiro de gracia. Su vida se acabó. Así fue el hecho de este día.

Lamentablemente las personas muertas fueron catalogadas injustamente como guerrilleros, porque lo que llevaban los paramilitares en lista no aparecieron.

Este estigma los llevó a morir, siendo luego empacados en bolsas plásticas y muchos, como Omar, con las manos amaradas atrás. Se hizo un entierro colectivo y los responsables de los hechos se fueron de esa jurisdicción.

Hechos nuevos para las víctimas

Luis Eduardo Yela Penagos, concejal de Tocaima y coordinador Regional de Redepaz, señala: "los hechos ocurridos hace 20 años ya desaparecieron y ahora el país está frente a un clima que favorece la paz".

En su concepto el Estado Colombiano se demoró en actuar pues las mejoras para favorecer a las víctimas del hecho aparecieron hace poco más de cuatro años.

Para el concejal el país se ha centrado en otros temas y verificar las condiciones de pobreza y humillación frente a los actores que ocasionaran la pérdida de vida de 14 campesinos quedo a la espera. Tocaima está ubicada a 100 kilómetros de Bogotá en sector sur occidente.

Hoy, dice el concejal, se desea ver otra cara de Tocaima, municipio rico en el manejo de los temas de salud y abierto a la generación de empleo agrícola. Las redes de apoyo creadas por la alcaldía local y con la intervención directa de Redepaz fortalecen el deseo de crecer y ayudas a los campesinos desfavorecidos y víctimas de la violencia.

La masacre de la Horqueta dejó víctimas y dolor para la región. El concejal Yela Penagos, comenta que la semana anterior los frentes de apoyo de Redepaz llevaron a promover una reunión de concejales de Apulo, Viota y Tocaima en la Horqueta.

Se trató de encontrar nuevas soluciones y exigencias de apoyo más puntual por parte de la Policía y el Ejército Nacional.

Por su parte Nelson David Pinto, coordinador de Enlace de Víctimas, considera que el deseo de acabar sistemáticamente con la presencia del 42 frente de las Farc por parte de los paramilitares fue un foco para prender más el fuego.  "Lamentablemente las personas afectadas en la masacre ocasionaron el desplazamiento de 200 personas hacia Bogotá y municipios cercanos".

Directamente, dice, no hemos trabajado con ellos más allá de crear semanas de paz cada año y ayudarlos con brigadas de salud con frentes de formación, educación y cultura y apoyo a campesinos que impulsan nuevas programas de empresa.

El esfuerzo de apoyo se ha ido hacia otros campesinos que vienen a Tocaima procedentes de Santander, Valle, Ipiales y otros departamentos donde la violencia también los afecta. Vivienda y Educación son los canales de ese apoyo.

El domingo pasado se efectuó una reunión con representantes de Alemania, Francia y Perú, que acompañaron a la apertura de la Casa Coopmet, Cooperativa de Mujeres Emprendedoras de Tocaima.

El grupo diplomático participó igualmente en Bogotá de la Feria Internacional de la Mujer y su llegada a Tocaíma tiene como fin apoyar las iniciativas de progreso y buscar medios para financiarlo.

Colaboración Especial de Gerardo Moyano Chaves para El Economista - Colombia *

Contenido patrocinado
Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Enviar

Flash de noticias Colombia

Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
Colombia ya es pionero en implementación de impuestos verdes
Reportan menores ingresos en departamentos y municipios colombianos