Actualidad

Cambio climático, corrupción e inequidad, preocupaciones de millennials

Al enfrentarse a una transformación tecnológica y social continua, los millennials están desilusionados con las instituciones tradicionales y pesimistas acerca del progreso económico. Así lo revela la más reciente Encuesta de Millennials de Deloitte, que entrevistó a 301 jóvenes nacidos entre 1983 y 1994, y que muestra que las principales preocupaciones de este grupo poblacional en Colombia son el cambio climático, la corrupción y la inequidad salarial.

"Desde la recesión económica de hace una década hasta la Cuarta Revolución Industrial, los millennials han crecido en un momento único que impacta la conectividad, la confianza, la privacidad, la movilidad social y el trabajo," afirma Michele Parmelee, Directora global de Talento de Deloitte, quien agrega que esta incertidumbre se refleja en su visión sobre las empresas, el gobierno y la necesidad de agentes de cambio positivos.

Si bien la encuesta muestra que esta es una generación que sigue siendo ambiciosa, dado que en el mundo más de la mitad de los consultados quiere recibir salarios altos y ser rico, el 60% de los entrevistados en Colombia dice que estima dejar su empresa actual en los próximos dos años. De hecho, 98% de los millennials en el país consideraría unirse a la economía 'gig', un modelo de empleo basado en trabajos cortos, 'freelance' y relacionados con el desarrollo de las tecnologías de información.

Al respecto, Alejandra D'Agostino, socia de Capital Humano, asegura que "como líderes empresariales, debemos continuar acogiendo los problemas que tienen que ver más con esta generación, o nos arriesgamos a perder talento, en un mercado cada vez más competitivo". Esto, además, teniendo en cuenta que en el caso de Colombia 76% de los consultados está de acuerdo en que las organizaciones se enfocan en su propia agenda, en lugar de considerar aspectos que impactan a la sociedad.

A pesar de reconocer los perjuicios de las redes sociales, en general, los encuestados apoyan la tecnología: el 71% de los Millennials tienen una opinión positiva del mundo digital. Sin embargo, el 65% cree que sería más feliz si redujera el tiempo que pasa consultando sus redes y 40% afirma que le gustaría dejarlas definitivamente.

El 49% de los millennials cree que las nuevas tecnologías aumentarán sus trabajos, el 46% que será más difícil encontrar o cambiar trabajos y el 70% que ellos pueden tener solamente algunas o pocas de las habilidades requeridas para tener éxito en la Industria 4.0. En ese sentido, esta generación considera que las empresas son las más responsables de capacitar a sus trabajadores para enfrentar dichos retos, lo que significa una oportunidad interesante para las empresas para colaborar con la academia en la solución de los retos de la fuerza laboral del futuro.

Las empresas tienen que trabajar duro para mejorar su reputación porque el 42% de esta generación en el mundo ha iniciado o profundizado relaciones comerciales con las compañías debido a que creen que sus productos o servicios tiene impactos positivos en la sociedad y/o el medio ambiente, mientras que el 38% han terminado o disminuido relaciones con organizaciones que ellos perciben que tienen un impacto negativo.

Según el monitor del estado anímico, en una escala de 0 (nada es positivo) a 100 (todo es maravilloso), los millennials en Colombia registraron 37 puntos, obteniendo una calificación ligeramente más baja que sus homólogos en el mundo (39). Estos resultados se basaron en su percepción sobre los siguientes temas: situación económica y política (social), coyuntura financiera personal, medio ambiente y el impacto de los líderes en la sociedad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.