Actualidad

Nuevo Herald revela que Chavez buscaba victoria militar de las Farc e inundar con droga a Estados Unidos

  • El documento también muestra cómo el régimen coordinó con la guerrilla los envíos regulares de toneladas de cocaína a través de territorio venezolano como arma de guerra no convencional contra Estados Unidos.
El fantasma de Hugo Chávez aparece justo cuando las relaciones Colombia - Venezuela están en su punto más alto de tensión.

"El fallecido presidente Hugo Chávez orquestó la incursión de su régimen en el narcotráfico como arma de doble filo que buscaba golpear a Estados Unidos, inundando sus calles con droga, y armar a las FARC para derrocar al gobierno democrático de Colombia", ha revelado el Nuevo Herald en Miami.

Según el influyente medio, ello consta en "documentos de la DEA introducidos en la solicitud de extradición del ex jefe de espías chavista Hugo Carvajal".

"La solicitud de 140 páginas muestra una detallada radiografía del denominado Cartel de Los Soles, confirmando que integrantes de la cúpula chavista, como los ex vicepresidentes Diosdado Cabello y Tareck El Aissami, estuvieron en la conformación de la agrupación desde sus inicios".

El documento también muestra cómo el régimen coordinó con la guerrilla los envíos regulares de toneladas de cocaína a través de territorio venezolano como arma de guerra no convencional contra Estados Unidos, señala El Herald.

Entre una de las acusaciones presentadas por la DEA figura que Carvajal otorgó misiles tierra-aire a las Fuerzas Revolucionarias de Colombia en una posible referencia de los sistemas de defensa aérea portátil (Manpads) de origen ruso bajo posesión del régimen venezolano que por años inquietó a Washington debido a los vínculos del régimen con la guerrilla colombiana.

Según los documentos de la DEA obtenido por McClatchy y el Miami Herald, basados en años de evidencias y los testimonios de 10 testigos directos, Carvajal estuvo en los primeros días de la incursión del régimen en el narcotráfico, al igual que Cabello y El Aissami.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.