Actualidad

Bancolombia hace llamado sobre los retos para el desarrollo sostenible

En la celebración de los 45 años de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras —ANIF—, Juan Carlos Mora, presidente de Bancolombia, hizo un llamado al país a propósito de los que considera los retos más importantes del sector financiero en Colombia, partiendo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible: acceso al crédito como motor de desarrollo, inclusión con enfoque de género y emprendimiento rural son las tres palancas claves para el desarrollo sostenible, según Bancolombia.

Mora planteó como reto para el sector financiero incluir a todos los colombianos en el ciclo crediticio, repensando los modelos de riesgo, entendiendo las dinámicas de los nuevos modelos de negocio y con un foco claro en el apoyo a las empresas de familia.

Hoy, 86% de las empresas en Colombia son familiares y generan el 65% del empleo. La visión presentada por Bancolombia se basa en la importancia de evolucionar en la confianza para beneficiar a las personas que históricamente el sistema financiero ha excluido de la formalidad.

El presidente de Bancolombia recordó que, de acuerdo con la Banca de las Oportunidades, "promover el acceso a servicios financieros formales con un enfoque de género amplifica los efectos que la inclusión financiera tiene sobre el bienestar. Se ha concluido, por ejemplo, que las mujeres maximizan los beneficios del acceso a microcrédito sobre la comunidad, porque, en comparación con los hombres, tienen perfiles de pago más confiables y tienden a invertir las ganancias de sus negocios y emplear los ahorros en formas que tienen un impacto más duradero y significativo sobre la calidad de vida de sus familias". En el caso de las mujeres más vulnerables, la inclusión financiera fortalece su empoderamiento económico, lo cual abarca aspectos como la seguridad, la confianza, el respeto y la independencia.

Según la misma Banca de las Oportunidades, "el acceso de las mujeres adultas colombianas a servicios financieros ha aumentado en los últimos años, pero persisten retos no despreciables. En 2018, el indicador de inclusión financiera de los hombres fue del 82,6%, en comparación con el 80,0% de las mujeres, una diferencia de casi tres puntos porcentuales". El informe de esta institución expresa que, adicionalmente, si se utilizan los datos de las encuestas de demanda realizadas por la Superfinanciera y la misma Banca de las Oportunidades, "la brecha se acentúa, alcanzando los 20 puntos porcentuales en la medición de 2017".

Entre los factores que explican la brecha de género en el indicador de inclusión financiera se encuentran los problemas de inserción al mercado laboral de las mujeres: registran menor ocupación, menor participación, salarios más bajos y mayores tasas de desempleo.

Hoy, de los 8 millones de colombianos que viven en la ruralidad, 7 millones están en la línea de pobreza. Mora invitó al país, y en especial al sistema financiero, a "mirar el campo y la conectividad rural como palanca para la competitividad". El reto, puntualizó "es la medición del riesgo en el campo. Tenemos que empezar a medirlos desde una visión diferente, entendiendo la cadena productiva para eliminar desequilibrios históricos".

Bancolombia viene trabajando en un portafolio con visión clara de desarrollo del campo con foco en:

Conectividad rural: garantizar el acceso a los sistemas de información en tiempo real para la toma de mejores decisiones en la relación con los clientes y la cadena productiva.

Reconversión industrial: Agro 4.0 busca enfocar las decisiones de financiación en el agro regenerativo. Esta herramienta habla de alimentar al mundo con el compromiso de regenerar los ecosistemas.

Medición de riesgo: la normatividad y la regulación para la medición del riesgo recae sobre el pequeño productor, pues el riesgo sistémico del agro depende de factores externos como el cambio climático, por lo que se deben buscar mecanismos que sean de fácil acceso para los productores.

Portafolio con sentido agro: la apuesta es cambiar la forma de pensar y de trabajar. Aquí cobra relevancia escuchar a los productores y diferentes actores de la cadena de valor, con lo que se logra entender las necesidades financieras y no financieras en cada una de las etapas de su ciclo productivo.

Articulación de actores: integrar a todos los actores de la cadena productiva del agro es un tema clave para impactar de manera conjunta el fortalecimiento empresarial del sector, la asociatividad, la asistencia técnica, la financiación y el apalancamiento del desarrollo agropecuario en Colombia.

Finalmente, Mora afirmó que el camino hacia la inclusión empieza por "la educación financiera, que tiene como objetivo generar cambios en los hábitos de las personas, con herramientas que les permitan tomar decisiones financieras más acertadas que deriven en calidad de vida, salud y bienestar financiero". El tema se ha hecho muy relevante para Bancolombia, por lo que hizo un llamado al sector educativo para que incluyan en el pénsum escolar la educación financiera, una deuda histórica con los colombianos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.