Actualidad

España se ofrece a celebrar cumbre climática COP25 suspendida por Chile

(Reuters) - España se ofreció a celebrar la cumbre sobre cambio climático de Naciones Unidas COP25 que iba a albergar Santiago entre los días 2 y 13 de diciembre y que fue suspendida por las masivas protestas que vive el país sudamericano, dijo el jueves el presidente chileno, Sebastián Piñera.

El miércoles, Piñera anunció que Chile no será anfitrión de la COP25 ni de la cumbre de los países del Asia Pacífico APEC, que debían celebrarse en las próximas semanas, debido a una ola de protestas contra la desigualdad social que han sacudido al país.

El mandatario dijo a la prensa que habló en la víspera con el presidente en funciones del Gobierno español, Pedro Sánchez, "quien hizo un generoso ofrecimiento de organizar la cumbre de la COP25 en Madrid en los mismos días en que estaba programa para realizarse en Chile".

Tras reiterar que Chile mantendrá la presidencia de la COP25, Piñera abogó por "seguir avanzando con la misma fuerza y decisión con que lo habíamos hecho tanto tiempo para lograr los grandes objetivos que todo el mundo espera".

Por su parte, el Gobierno español indicó en un comunicado que ya fue comunicada oficialmente a la ONU la propuesta, "que deberá ser analizada por la Mesa de Gobierno de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático la próxima semana en Bonn (Alemania)".

Tras destacar el esfuerzo efectuado por Chile para albergar la cumbre, cuya celebración fue rechaza por Brasil "con la llegada al Gobierno del presidente Jair Bolsonaro", la declaración señaló que "Pedro Sánchez ha trasladado su solidaridad con el pueblo chileno y entiende la prioridad otorgada por su Ejecutivo a la agenda social nacional".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.