Actualidad

Balance de las autoridades colombianas sobre marchas pacíficas empañadas por vándalos

  • De acuerdo con la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, en Bogotá hubo 35 estaciones de Transmilenio vandalizadas, 15 buses rojos y 35 buses azules se vieron afectados y hubo un colaborador agredido.
La lluvia no fue obstáculo para que los manifestantes no solo llenaran sino que desbordaran la Plaza de Bolívar.

Cientos de miles de colombianos marcharon el jueves en las jornadas de protesta social convocadas legítimamente convocadas por diversos sectores y amparadas respetuosamente por el gobierno colombiano.

Y al hacer un seguimiento detallado de las multitudinarias manifestaciones en capitales y principales ciudades colombianas, lo que se pudieron observar fueron las dos caras de la jornada.

Obviamente, lo que predominó fue la expresión pacífica de la amplia mayoría de estudiantes, trabajadores, educadores y líderes sociales de todas las vertientes.

Sin embargo, no faltaron los lunares y el vandalismo, totalmente ajenos a la protesta social, que en abrumadora mayoría se desarrolló en calma.

Datos y reacciones desde el gobierno

De acuerdo con la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, en Bogotá hubo 35 estaciones de Transmilenio vandalizadas, 15 buses rojos y 35 buses azules se vieron afectados y hubo un colaborador agredido.

En Cali no hubo servicios de troncales y alimentadores, 14 buses fueron vandalizados junto con tres estaciones.

Por su parte la Policía Nacional desde su cuenta de TYwitter comunicó que para protestar no es necesario acabar con lo que se ha conseguido con tanto esfuerzo.

También la Policía señalaba que las personas que mediante vías de hecho afecten el desarrollo de las jornadas de manifestación deberán enfrentar desde medidas del #CódigoDeConvivencia hasta consecuencias penales.

La vicepresidente Marta Lucía Ramírez, afirmó por su parte que el despeje de la Plaza de Bolívar por parte de los manifestantes demuestra que la mayoría eran jóvenes en actitud pacífica.

"Solo los pocos vándalos se quedaron destruyendo. Tenemos una juventud que en su mayoría tiene una actitud pacífica y seguiremos escuchándolos constructivamente".

La minstra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, sostuvo que la protesta social es un derecho, siempre y cuando se realice bajo los parámetros del respeto, "salieron cerca de 207.000 personas a marchar, y vimos satisfactoriamente cómo muchos de ellos se unieron de manera pacífica y solidaria".

La Senadora del Centro Democrático, María del Rosario Guerra puso en su cuenta de Twitter: "Triste. Tanto esfuerzo de las direcciones administrativas del

@SenadoGovCo y la @CamaraColombia para limpiar y mantener el Capitolio Nacional, para que vándalos y encapuchados intentaran destruirlo".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.