Actualidad

Vándalos están tomando partido y aprovechándose de la protesta social

Luego de los hechos de vandalismo que se presentaron durante la protesta del jueves, el procurador Fernando Carrillo, manifestó que "quienes atentaron contra la integridad de nuestra sede en Bogotá, en la calle 15 y en la carrera 10, fueron los que están tomando partido y aprovechándose de la protesta social, eso es lo primero que tenemos que distinguir".

Aquí hay unas personas que están reclamando derechos y otras que se están aprovechando de las circunstancias para vulnerar los derechos de los demás, y eso no lo vamos a permitir, señaló Carrillo.

Por eso, dijo, se está pidiendo a la Fiscalía que acelere los procesos para identificar a los autores materiales e intelectuales de los desmanes y daños que se le hicieron ayer a la Procuraduría General.

"Hoy hemos estado en un proceso de limpieza de esta Entidad, de recoger los escombros, de borrar las consignas que pusieron en nuestras paredes. A nosotros no nos tienen porqué imponer consignas de ninguna naturaleza, tenemos muy claro cuál es la función de esta institución", aseguró en su declaración.

Indicó que "nadie nos va a doblegar, mucho menos los violentos, quienes no tienen ninguna autoridad moral para hacerlo. Vamos a seguir hoy más firmes que nunca".

Agregó que "Hoy lamentablemente han seguido focalizados algunos disturbios que además curiosamente quieren ser capitalizados también con propósitos políticos, y eso queremos rechazarlo de manera clara y tajante. El éxito de la protesta social no le pertenece a ningún partido político, el éxito de la protesta social le pertenece una ciudadanía que reclama los derechos, y es la Procuraduría de la que ha sido garante de esos derechos".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.