Actualidad

Sistema masivo de transporte de Bogotá prácticamente paralizado

  • En el balance ofrecido por el Distrito, en horas de la mañana del viernes 22, se dio a conocer que 68 estaciones del sistema sufrieron afectaciones y Américas, Tunal, Policarpa, Sabana, Ciudad Universitaria y U. Nacional no podrán prestar servicio en los próximos días.
De nada ha servido en las últimas horas abordar un Transmilenio, pues los vehículos no pueden circular.

Mientras el empeño, el civismo y la perseverancia buscaban a primera hora normalizar la operación de Transmilenio, el principal sistema de transporte masivo en Bogotá, bloqueos en todos los puntos de la ciudad lo tienen paralizado.

A esta hora cientos de miles de bogotanos buscan distintos medios para llegar a sus hogares, en un segundo día de anormalidad en la prestación de los servicios de transporte público.

Empresas, oficinas públicas, bancos y otras instituciones autorizaban a sus empleados salir más temprano, al tiempo que hay expectativa por eventuales medidas desde el alto gobierno de los colombianos.

"Los buenos somos más"

De acuerdo con información de la Alcaldía Mayor de Bogotá, una de las imágenes más desagradables que registró el paro del 21 de noviembre fue la vandalización que sufrieron estaciones y portales de Transmilenio.

En el balance ofrecido por el Distrito, en horas de la mañana del viernes 22, se dio a conocer que 68 estaciones del sistema sufrieron afectaciones y Américas, Tunal, Policarpa, Sabana, Ciudad Universitaria y U. Nacional no podrán prestar servicio en los próximos días.

Ante esta realidad decenas de usuarios de Transmilenio decidieron acercarse a distintas estaciones y ayudar en las labores de limpieza y remoción de escombros.

Así es el caso de un grupo de vecinos del barrio Calvo Sur, en la localidad de San Cristóbal.

La cuenta de Transmilenio en Twitter también registró buenas acciones de otros usuarios, quienes decidieron ayudar en la limpieza. Otra forma de demostrar que los buenos somos más.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.