Actualidad

Alcalde de Bogotá decreta toque de queda en las tres localidades más pobladas

  • alcalde Peñalosa ha estado al frente del Puesto de Mando Unificado (PMU) con el general Hoover Penilla, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá.
El Alcalde Enrique Peñalosa lidera el puesto de mando en la jornada más caótica de la ciudad que se recuerde en medio siglo.

El Alcalde Mayor de Bogotá, Enrique Peñalosa, acaba de decretar el toque de queda a partir de las 8 de la noche en las localidades de Bosa, Kennedy y Ciudad Bolívar, donde se concentra casi la mitad de los habitantes de la capital colombiana.

"Hay una minoría de delincuentes que quieren acabar con la ciudad. Estamos haciendo todo para garantizar la normalidad", señaló el mandatario local.

De acuerdo con información de la Alcaldía, Durante todo el día, el alcalde Enrique Peñalosa, el general Hoover Penilla, miembros del Gabinete y las autoridades han estado trabajando para mantener el orden en la ciudad, de forma conjunta con el presidente Iván Duque, con quien ha estado en comunicación directa durante toda la jornada.

Precisamente, el alcalde Peñalosa ha estado al frente del Puesto de Mando Unificado (PMU) con el general Hoover Penilla, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, con el secretario de Seguridad, Jairo García, el secretario General, Raúl Buitrago, y en comunicación directa con el presidente de la República, Iván Duque.

Además, con diferentes entidades del Distrito, con el fin de lograr una cobertura total y eficaz de todo lo que ocurre en la ciudad.

Este trabajo articulado se desarrolla con el fin de mantener la seguridad y el orden en Bogotá.

Durante el transcurso de esta jornada el primer mandatario de la ciudad sigue trabajando en el liderazgo de las autoridades y en consolidar un balance para emitir a la ciudadanía.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.