Actualidad

Bachilleres con doble titulación: una apuesta intersectorial por más oportunidades para todos

  • Desde hace 16 meses hicimos equipo con el SENA para ofrecer a los jóvenes un certificado técnico, además de su diploma de bachiller, que les reconoce unas competencias.
  • Ciudades como Bogotá, Cali, Envigado y Montería implementan proyectos destacados en materia de doble titulación.
En su columna de hoy, la ministra de Educación destaca la doble titulación temprana en Colombia.

Este año, en la senda del crecimiento con Equidad liderada por el presidente Iván Duque, se asignó a la educación el presupuesto más alto en su historia: 44,1 billones de pesos.

Por María Victoria Angulo, Ministra de Educación de Colombia

Más recursos para invertir en la generación de oportunidades de formación y desarrollo para nuestros niños, niñas y jóvenes.

En esta apuesta por brindar a los colombianos educación con calidad, bienestar y una oferta pertinente y coherente con sus proyectos de vida y con las demandas de la sociedad, la doble titulación ha sido de una de las propuestas bandera de este gobierno.

Significa acompañar a los jóvenes en su tránsito por un periodo de decisiones importantes, tanto en los escenarios de formación y desarrollo laboral, como en el ejercicio de su ciudadanía e interacción con otros actores de la sociedad, de forma que se favorezca su desarrollo integral.

Por ello, desde hace 16 meses hicimos equipo con el SENA para ofrecer a los jóvenes un certificado técnico, además de su diploma de bachiller, que les reconoce unas competencias generales y específicas necesarias para continuar en programas tecnológicos o ingresar al mercado laboral.

Eso significó trabajar en una propuesta de educación media con calidad y pertinencia, que resultara atractiva, diversa y significativa para los jóvenes, con el fin de motivar su permanencia y graduación.

Muy alta cobertura

Este año, 4.470 sedes educativas en 952 municipios y 31 departamentos ofrecen 126 programas relacionados con economía naranja, la cuarta revolución industrial, el desarrollo agrícola y sostenible.

Hoy, más de 140 mil jóvenes en el país cuentan con esta oportunidad; en el cuatrienio llegaremos a 650 mil jóvenes con doble titulación, alcanzando al 44% de los jóvenes que cursan grado 10 y 11 en los colegios oficiales del país. El 92% de las sedes que hacen parte del programa son públicas y el 8% privadas.

El mayor porcentaje de estudiantes matriculados en el Programa está en el Valle del Cauca (10.5%), seguido de Cundinamarca (10%), Bogotá y Antioquia (9%).

Ciudades como Bogotá, Cali, Envigado y Montería implementan proyectos destacados en materia de doble titulación, tanto así que se les otorgó el reconocimiento a sus secretarías de educación por desarrollar experiencias exitosas en la materia durante La Noche de los Mejores 2019.

Con el objetivo de avanzar en la construcción de Paz con Legalidad y Equidad, el programa de doble titulación también llega a la ruralidad, permitiendo que más de 50 mil jóvenes cuenten con esta oportunidad.

Actualmente, 143 establecimientos educativos con oferta de doble titulación están ubicados en municipios PDET, favoreciendo a quienes han resultado más afectados por la violencia.

En 2019 llegamos a 24 municipios del Catatumbo, Montes de María y Pacífico Nariñense, con el fin de trabajar con docentes y estudiantes en el fortalecimiento de proyectos pedagógicos para la innovación y el desarrollo sostenible en la Media Técnica Agropecuaria.

Bajo el programa de doble titulación hoy se ofrecen 126 programas de formación técnica relacionados con los sectores de servicios, agropecuario, industria, electricidad, salud, comercio, hotelería y turismo, textiles y construcción, teniendo el mayor porcentaje de programas ofertados en los sectores de servicios con 24%, seguido de la industria con 23.8% y el agropecuario con 16.7%.

Competencias digitales

De igual forma, junto con MINTIC estamos trabajando en 17 departamentos para generar una estrategia de formación en competencias digitales de los estudiantes de educación media, de la mano con el sector productivo regional, con el fin de incentivar la formación de capital humano en Tecnologías de la Información y habilitar a los jóvenes para la inclusión laboral en este sector mediante el desarrollo de competencias como programación, desarrollo de software e industrias creativas.

Otro componente del programa es la Estrategia Nacional de Orientación Sociocupacional Proyécta-T, con la cual se busca fomentar en los jóvenes el descubrimiento de sus intereses y talentos, acompañando las decisiones sobre su futuro y la construcción de sus proyectos de vida.

Este año Proyécta-T logra llegar a 30 entidades territoriales, atendiendo a 10.000 estudiantes y formando a más de 1.500 docentes para brindar esta atención.

Como lo evidencian sus resultados, esta es una de las estrategias con las cuales les estamos cumpliendo a nuestros niños, niñas, jóvenes y a sus familias en la posibilidad de acceder a una educación con calidad, bienestar, que cierra brechas, impulsa la creatividad y acompaña a los estudiantes en la construcción de proyectos de vida para que desarrollen todo su potencial y aporten a la construcción de una sociedad más equitativa y con más oportunidades para todos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.