Actualidad

Licencia para operar, talento y productividad: la agenda minera del 2020

De acuerdo con el estudio de Retos y Oportunidades del Sector Minero para 2020 publicado por EY, es tangible el nivel de visibilidad e importancia que tiene la industria minera a nivel global desde diferentes perspectivas. Además, es uno de los sectores que mayores inversiones atrae y que mayores aportes genera a las finanzas públicas.

"En el caso colombiano y dado el inmenso potencial geológico del país en diversos minerales y metales, nadie cuestiona las grandes posibilidades que tiene el sector minero para jalonar la economía y generar desarrollo y progreso en las regiones", aseguró Javier Quintana, socio de EY Advisory Services.

Bajo este panorama, el estudio destaca tres grandes retos y oportunidades en la agenda minera para el año 2020:

En primer lugar, el 44% de los ejecutivos encuestados encuentra que los retos en materia de permisos para operar conectados con asuntos ambientales, de tierras y de comunidad, encabezan la agenda empresarial. La licencia para operar, más allá de los permisos regulatorios, debe contar con el respaldo de las comunidades a la operación minera en sus territorios (licencia social), que resulta incluso más relevante para proyectar los beneficios integrales de la minería. Los impactos de errores o tratamientos inadecuados alrededor de esta materia derivan no sólo pérdidas económicas, sino que frenan la credibilidad del sector.

Frente a esta situación, Quintana afirma que: "debe existir un justo balance entre el manejo responsable del ambiente y las comunidades en materia de operación minera, y la estabilidad jurídica y la eficiencia institucional para facilitar permisos y trámites, para que así, en conjunto, evolucione el sector en el país".

En segundo lugar, está el talento y la fuerza laboral. Hoy el sector se encuentra en un proceso de relevo generacional donde cambian no sólo las formas de operar, sino también los recursos humanos vinculados para gestionar un nuevo modelo de operación minero. En términos de talento, el 42% de los ejecutivos afirman que están en grandes procesos de contratación, con lo cual la guerra por el mejor talento se ha convertido en una tendencia. No obstante, los encuestados no dudan en resaltar que la innovación tecnológica y la disrupción digital han generado mejoras tangibles en materia de eficiencia y productividad, seguridad en el trabajo y gestión ambiental.

Como tercer reto se destaca la agenda digital como factor de productividad, pues a pesar de que se han invertido importantes recursos en materia digital, para algunas empresas el retorno de la inversión aún no es tangible. Uno de los grandes desafíos para obtener los beneficios del potencial digital está en la gestión de la información de los nuevos modelos de operación. Los resultados en esta materia aún son complejos de navegar y de priorizar, y la habilidad de las organizaciones para entender qué es importante y qué no, cómo extraer lo realmente valioso y descifrar para qué sirve, aún está en proceso de desarrollo.

Independiente del sub-sector minero que se analice (carbón, níquel, oro, cobre, esmeraldas, calizas, entre otros), los retos en la mayoría de los casos son comunes. Al igual que a nivel global, Colombia enfrenta retos similares relacionados con licencia para operar (incluyendo la licencia social), talento, evolución digital, innovación y retorno de inversiones, entre otros asuntos. Sin embargo, otras preocupaciones particulares de los inversionistas en Colombia están en los ajustes regulatorios, las protestas influenciadas por la ilegalidad, la alta tributación y la falta de información para tomar decisiones de inversión.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.