Actualidad

El crecimiento del número de turistas en el mundo se desaceleró en 2019

(AFP).- El crecimiento del turismo mundial fue menos robusto en 2019, al verse afectado por la desaceleración de la economía mundial e incertidumbres ligadas al Brexit o a las protestas en Hong Kong y en Sudamérica, anunció este lunes la Organización Mundial del Turismo (OMT).

Unos 1.500 millones de turistas internacionales viajaron por el globo el año pasado, un alza del 4% a ritmo interanual, luego de haber experimentado alzas de 7% y 6% en 2017 y 2018 respectivamente.

En 2020, el crecimiento debería mantener la tendencia del año anterior (+3-4%).

"La ralentización está conectada con los resultados de la economía global, con un crecimiento económico de alrededor de 3%", explicó Sandra Carvao, responsable de tendencias de mercado en la OMT, en una rueda de prensa de esta agencia de Naciones Unidas con sede en Madrid.

Entre otros factores figuran la "incertidumbre respecto al Brexit", una "economía alemana más débil" y el impacto de "temas geopolíticos" mundiales, añadió.

La quiebra del touroperador británico Thomas Cook y de líneas aéreas de bajo coste también contribuyeron en la desaceleración, según la OMT.

De todas maneras, Carvao relativizó la importancia de este crecimiento más débil, tras dos años de impulso "espectacular (...) muy por encima de lo que sería de esperar".

Tanto 2017 como 2018 estuvieron marcados por un fuerte repunte del turismo en los países destacados en el turismo mediterráneo (Turquía, Egipto, Túnez), que habían visto antes decrecer el número de visitantes tras una ola de atentados terroristas.

Estos años no fueron "de crecimiento normal (...). Estamos retornando a niveles históricos de crecimiento del turismo internacional", precisó Carvao.

Entre las regiones más afectadas por la desaceleración estuvo Europa, donde el número de turistas progresó un 4% contra 6% en 2018.

Pese a ello, sigue siendo la región más visitada por los extranjeros (51% del total mundial), para un total de 743 millones de personas en 2019.

Para las Américas (+2%) los resultados son "heterogéneos, ya que si bien muchas islas caribeñas consolidaron su recuperación tras los huracanes de 2017, al mismo tiempo el número de llegadas a Sudamérica cayó, debido en parte a los disturbios sociales y políticos", por ejemplo en Chile o Bolivia, explicó la OMT en un comunicado.

Asia Pacífico observó una desaceleración por el impacto de las turbulencias políticas en Hong Kong, aunque continuó avanzando a un ritmo mayor que la media (+5% contra +7% en 2018).

Las llegadas a África (+4%) sufrieron por la caída en la región subsahariana, mientras que en África del Norte el turismo siguió gozando de buena salud (+9% en 2018).

El crecimiento se nutrió de la recuperación de Medio Oriente (+8% de turistas contra +3% en 2018), debido sobre todo al ambicioso plan lanzado por Arabia Saudita para captar turistas extranjeros.

Francia, España y Estados Unidos deberían permanecer a la cabeza de la lista de países más visitados, en ese orden, según las cifras provisionales disponibles para 2019.

En 2018, Francia se mantuvo a la cabeza de la lista de países más visitados, con 89 millones de turistas extranjeros, seguida de España y Estados Unidos.

España, según datos preliminares del gobierno comunicados este lunes, batió un nuevo récord en 2019 al recibir 83,7 millones de turistas internacionales, un 1,2% más que el año anterior.

Pese a la desaceleración en las llegadas, el gasto de los turistas "siguió creciendo", destacó la OMT, con una fuerte alza entre los turistas franceses (+11%) y estadounidenses (+6%).

Mientras, chinos, brasileños y sauditas moderaron sus gastos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.