Actualidad

Gurú del "Acuerdo Verde" de UE detecta cambios en política climática de EEUU

(Reuters) - Hay señales de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está empezando a comprometerse más seriamente con el cambio climático y a escuchar las preocupaciones de las corporaciones, dijo el vicepresidente de la Comisión Europea y director del llamado "Acuerdo Verde".

Frans Timmermans, quien está impulsando el trabajo de la Comisión en un plan de varios años y de un billón de euros para hacer que los 27 estados miembros de la Unión Europea sean neutrales en emisiones de carbono al 2050, dijo que no se puede ignorar a la ciencia, aunque se ocupe el cargo de presidente de Estados Unidos.

"Hemos visto en los últimos dos años que los negadores radicales del cambio climático han cambiado su posición porque los hechos son muy abrumadores. Es una posición insostenible", dijo a Reuters al llegar a Davos para el Foro Económico Mundial.

"Yo asumiría, como político, que Donald Trump está pensando en las próximas elecciones y mirando a la sociedad estadounidense. Y si ves cuánto apoyo hay en la sociedad estadounidense para actuar sobre el cambio climático, probablemente esté haciendo las cuentas y pensando que si quiere ser reelegido, tiene que tomárselo en serio", dijo Timmermans, exministro de Asuntos Exteriores de Holanda.

"Eso me da esperanza porque es algo que la gente quiere. Las corporaciones en Estados Unidos están en la misma página que nosotros. Estados Unidos está. Las ciudades también".

Durante sus 36 horas en Davos, Trump se reunió con los principales ejecutivos de empresas de Estados Unidos, con el clima como parte del debate, y acordó que Estados Unidos se uniría a un plan para plantar un billón de árboles.

Al salir, dijo a los periodistas que le hubiera gustado escuchar a la activista sueca Greta Thunberg, un cambio con respecto a sus críticas anteriores.

Puede que sea demasiado pronto para determinar que Trump ha cambiado, pero varios líderes y altos funcionarios que asistieron a Davos dijeron que sentían al menos un mayor compromiso.

Europa ha decidido que quiere ser líder mundial en el recorte de las emisiones de dióxido de carbono, la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y en la transformación industrial.

Presentado en diciembre, su Acuerdo Verde implica una inversión de alrededor de 100.000 millones de euros al año durante la próxima década, incluyendo un "fondo de transición justa" para ayudar a los Estados miembros que dependen de los combustibles fósiles a adaptarse y un mecanismo para aplicar un gravamen tasa a las importaciones de carbono desde los países no pertenecientes a la UE.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.