Actualidad

Educación, el destino que menos recursos recibió de las cesantías en 2019

Uno de los usos permitidos por la ley a través de las cesantías, es la educación, bajo cuyo concepto el trabajador puede pagar matrículas de universidad, créditos educativos, educación para sí mismos, para sus hijos o sus cónyuges, adicionalmente también se puede destinar para educación no formal para el trabajo y desarrollo humano.

Asimismo, desde el año pasado se incluyó un destino adicional bajo el concepto la compra de seguros estudiantiles, para los hijos o el cónyuge del afiliado.

De acuerdo con el análisis de Asofondos -de la que hacen parte Colfondos, Porvenir, Protección, y Skandia-, al cierre de 2019, los trabajadores destinaron un total de $600 mil millones, siendo el rubro que menor peso tuvo dentro del total de recursos utilizados durante el año pasado.

"Este rubro representó un 10% dentro del total, No obstante, fue uno de los rubros que presentó un mayor crecimiento (11%) con respecto al monto utilizado en 2018", explicó Santiago Montenegro, presidente de Asofondos.

Diferentes estudios realizados a nivel nacional e internacional han demostrado que existe una relación positiva entre el nivel educativo de las personas.

Además, las personas con más años de educación logran obtener trabajos formales y estables. Por ejemplo, de acuerdo con los datos del DANE, los trabajadores que tienen un título de postgrado tienen un ingreso promedio de 5 salarios mínimos, mientras que aquellos trabajadores que no tienen ningún nivel educativo tienen ingresos por debajo de un salario mínimo.

Este proceso es similar si se mira un fenómeno como la informalidad. Así, mientras el 92% de los ocupados con postgrado son formales, tan sólo el 39,8% de los trabajadores que solo son bachilleres se encuentran en la formalidad.

Realmente es una inversión que genera inmensos réditos, especialmente para el segmento de trabajadores jóvenes, en una coyuntura en la que las cifras los muestran como los mayores afectados con el fenómeno del desempleo en nuestro país", enfatizó Montenegro.

El total de cesantías utilizado por los trabajadores en 2019 fue de $5,95 billones. Asofondos les recuerda a los trabajadores que sus empleadores deben consignarle sus cesantías a más tardar el próximo 14 de febrero, "estos recursos son un importante ahorro que debería preservarse por tal, lo que permite además que el trabajador tenga ganancias a lo largo del tiempo", aseguró Montenegro.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin