Actualidad

Acciones terroristas y anuncio de paro armado inquietan varias regiones colombianas

  • "El Gobierno Nacional ha establecido unos requisitos, unas condiciones, y es que el Eln deje las acciones criminales y renuncie al secuestro. Anunciar un paro armado no demuestra voluntad de paz y así lo ha confirmado la organización Defendamos la Paz, a través de un comunicado", señaló el Comisionado de Paz.
El anuncio del paro armado ha puesto en alerta máxima a las autoridades militares y de policía en varias regiones.

Valle del Cauca, Antioquia, Eje Cafetero, Norte de Santander y Chocó, son algunas de las estratégicas regiones colombianas que se encuentran en máxima alerta por amenazas de un paro armado anunciado por guerrillas del Eln, Epl y disidencias de las Farc, que, además vienen adelantando acciones terroristas.

De acuerdo con informaciones de W Radio, el siguiente es el panorama del momento:

En entrevista con esta Cadena Mundial, el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, aseguró que "ELN cree que puede atemorizar al Gobierno". Además, el informe señala que "el ministro de Defensa aseguró que el país continuará con sus actividades normales a pesar del 'paro armado' programado por el grupo guerrillero".

Y tras el anuncio del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de un paro armado que iniciaría el próximo 14 de febrero, las autoridades del Valle del Cauca adelantarán operativos en el departamento para garantizar seguridad.

La Fuerza Pública se desplegará en los corredores de la vía Cali-Buenaventura; en los límites con el departamento del Cauca por los municipios de Florida, Pradera y Puerto Tejada y el norte del Valle.

El comandante de la Primera Brigada del Ejército Nacional, coronel Juan Rendón, confirmó que Boyacá se encuentra en máxima alerta y con medidas especiales en especial en municipios como Cubará, Pisba, Paya, Labranzagrande, Pajarito El Cocuy y Panqueba.

Corresponsales de W también confirmaban la voladura de un tramo del oleoducto Caño Limón Coveñas y quema de buses en carreteras al nor oriente del país.

Gobierno: "Ya no es tiempo de guerra"

Y a propósito de esta coyuntura, durante el Consejo Departamental de Paz Ampliado del Putumayo, que se realizó este martes en Puerto Asís, el Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, afirmó que el propósito del Gobierno Nacional es fortalecer la seguridad en estos territorios, así como la inversión social y los procesos de reconciliación.

"Seguimos apoyando a los municipios de este departamento en iniciativas para fortalecer la reconciliación y la paz. Es importante que a través de estas acciones se promueva la cultura de la Legalidad. El mensaje, hoy, en compañía de los 13 alcaldes municipales, es que vamos a seguir fortaleciendo la seguridad del territorio, no solo con la Fuerza Pública, sino también con desarrollo social y económico", destacó el Comisionado.

Agregó que en el marco de su agenda de trabajo "nos reunimos con asociaciones y autoridades indígenas del Putumayo para conocer sus necesidades y establecer rutas de respaldo a sus proyectos y planes de vida".

En ese sentido, explicó que "el propósito de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz es articular con las entidades del Estado, en procura del progreso de los pueblos indígenas y comunidades étnicas del sur de país".

El Alto Comisionado para la Paz también se refirió a las amenazas del Eln, y reiteró las condiciones anunciadas por el Gobierno Nacional para un eventual diálogo con ese grupo armado ilegal.

"Ellos (el Eln) no entienden que este ya no es el tiempo de la guerra; los colombianos queremos pasar la página de las confrontaciones; debemos seguir construyendo la paz e implementar los acuerdos que ya están", enfatizó Ceballos.

"El Gobierno Nacional ha establecido unos requisitos, unas condiciones, y es que el Eln deje las acciones criminales y renuncie al secuestro. Anunciar un paro armado no demuestra voluntad de paz y así lo ha confirmado la organización Defendamos la Paz, a través de un comunicado", señaló.

De acuerdo con el Alto Comisionado, el anuncio de paro muestra que esta organización no tiene unidad de mando en su jefatura.

"Si esta amenaza solo es una decisión de una facción del Eln es triste, porque mientras algunos dicen querer la paz, otros anuncian paros armados", concluyó.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin