Actualidad

Destituyen a director de Agencia Nacional de Hidrocarburos en Colombia

  • Entonces, casi de entrada, empezaron las diferencias. La ministra Suárez, se afirma, que tenía como candidato para la entidad a Alejandro Martínez, una de las personas que encabezó la comisión de empalme del sector minas y energía.
Luis Miguel Morelli, el destituido director de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, al parecer por un anónimo.

El gobierno colombiano determinó declarar insubsistente al Director de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, Luis Miguel Morelli Navia, poniendo así fin a un profundo enfrentamiento de este con la ministra de Minas, María Fernanda Suárez.

La Agencia Nacional de Hidrocarburos es una agencia del gobierno colombiano adscrita al Ministerio de Minas y Energía, encargada de administrar y regular los recursos hidrocarburíferos de la nación.

Al parecer, un anónimo enviado a entes de control sobre la gestión del Director Morelli pudo ser una de las causas de su salida, justo cuando enfrenta una situación personal por el grave estado de salud de una hija, hospitalizada en Nueva York.

De hecho, Morelli revelaba en W Radio que durante su gestión se reactivó la autorización de nuevas explotaciones, que, en su opinión, permanecieron estancadas durante casi cinco años.

Antecedentes del enfrentamiento

De hecho, hace un año la Agencia de Periodismo Investigativo, que dirige Norbey Quevedo, hizo el siguiente recuento de la situación en la Agencia Nacional de Hidrocarburos.

A tan solo seis meses de la posesión del presidente Duque, un enfrentamiento hasta ahora privado, tiene en vilo al sector petrolero del país. María Fernanda Suárez, ministra de Minas y Energía está en abierta disputa contra Luis Miguel Morelli, presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, ANH.

El pulso parece haberlo ganado la ministra porque en las últimas horas el gobierno, le habría ofrecido un cargo diplomático en Emiratos Árabes a Morelli. Sin embargo, el trasfondo de la disputa parece ser entre miembros del uribismo y del santismo.

La designación de María Fernanda Suárez como ministra de Minas sorprendió en los sectores político y en la industria de los hidrocarburos. La razón, es que la funcionaria venía desempeñándose desde agosto de 2015, como vicepresidente Corporativa de Estrategias y Finanzas de Ecopetrol.

Allí llegó, en un cargo especial que se creó en la entidad, bajo la administración de una de las personas más cercanas al expresidente Juan Manuel Santos, el economista, Juan Carlos Echeverry.

Por esta razón, en círculos del uribismo, se interpretó este nombramiento como la continuidad de Santos en el sector petrolero y de energía con la ministra Suárez. De hecho, fue criticada por sus posturas en redes sociales a favor del proceso de paz, en el gobierno Santos.

Por su parte, el pasado 24 de septiembre, Luis Miguel Morelli Navia, se posesionó como presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, ANH.

Un abogado, con experiencia en el sector y quien habría sido gobernador de Norte de Santander. Según se conoció, en círculos políticos, Morelli llegó a la entidad con el guiño del senador José Obdulio Gaviria y el exalcalde de Bucaramanga, Fernando Vargas, quien contribuyó en su región para conseguir un significativo electorado en favor del entonces candidato Iván Duque.

Diferencias desde el comienzo

Entonces, casi de entrada, empezaron las diferencias. La ministra Suárez, se afirma, que tenía como candidato para la entidad a Alejandro Martínez, una de las personas que encabezó la comisión de empalme del sector minas y energía.

Por eso, se daba por descontado que fuera el presidente de la ANH. No obstante, la ministra, tuvo que aceptar el nombramiento de Morelli, quien venía precedido del apoyo de la dupla Vargas-Gaviria, quienes según se conoció en círculos políticos, convencieron al Presidente de la designación del funcionario, en la que es considerada la joya de la corona del sector petrolero.

La ANH es la entidad más importante del sector de hidrocarburos y para las finanzas del país como quiera allí se suscriben los contratos de exploración y producción petrolera, de donde salen, en un amplio porcentaje, los recursos para educación, salud y todo lo relacionado para financiar el denominado gasto social.

No obstante, en el juego de poder que se convirtió la disputa por la ANH, el que se perfiló como candidato de la ministra para ocupar el cargo, Alejandro Martínez, tuvo como premio de consolación su designación como delegado del presidente de la República, en el Consejo Directivo de la entidad, máximo órgano rector de la política petrolera del país.

De entrada, las relaciones se tornaron tensas. La ministra Suárez, empezó a vigilar con lupa las actuaciones de Morelli en la entidad. Allí se evidenciaron las diferencias en dos aspectos fundamentales: la designación de cargos directivos en la ANH y la contratación en la entidad.

Para ello, la funcionaria expuso la directriz que todo nombramiento directivo debería contar con su revisión o la de su equipo. En cuanto a la contratación, la medida fue similar porque se establecieron varios controles.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin