Actualidad

Por licencia no remunerada por cuarentena se podrán retirar las cesantías

Como apoyo a los millones de colombianos que están pasando un momento laboral difícil, se abrió la posibilidad para que, de manera extraordinaria, las cesantías puedan utilizarse en caso de que un trabajador tenga una licencia no remunerada durante esta cuarentena.

"Desde el sector de las administradoras de fondos de pensiones y cesantías, celebramos este anuncio del Presidente de la República, pues hemos sido insistentes en que las cesantías deben destinarse, principalmente, para contingencias laborales, como la que estamos viviendo en este momento como país", señaló el presidente de Asofondos, Santiago Montenegro.

Las cuatro administradoras de fondos de pensiones y cesantía (Colfondos, Porvenir, Protección y Skandia) tienen dispuesta toda su infraestructura para atender las solicitudes de los afiliados que cuentan con licencia no remunerada, así como de las personas que, infortunadamente, queden cesantes y requieran de sus recursos para sobrellevar esta compleja coyuntura.

"Las administradoras nos unimos en esta coyuntura para apoyar a todas las personas que por fuerza mayor han quedado sin ingresos y que hoy más que nunca requieren de su ahorro representado a través de las cesantías", afirmó Montenegro.

Añadió que "momentos como este nos recuerdan que las cesantías tienen un uso esencial y es el de seguro frente a contingencias laborales. Hoy, quienes de manera juiciosa ahorraron y conservaron estos recursos para sortear coyunturas, como la actual, podrán disponer de un ahorro mayor que les provea más tranquilidad mientras se supera la emergencia que enfrentamos como país".

Cabe recordar que, por ley, las cesantías pueden retirarse bajo fines asociados a terminación de contrato, vivienda y educación. Con el decreto, se abre la posibilidad para el segmento de personas que toman licencia no remunerada.

Hoy en día los afiliados a cesantías en las cuatro administradoras privadas son más de 10 millones de colombianos, cuyos ahorros ascienden a 15,7 billones de pesos. Para el Gremio, estas medidas del Gobierno Nacional van en la dirección correcta.

Entendiendo lo delicado de la actual coyuntura para los trabajadores de menores ingresos, las administradoras de fondos de pensiones y cesantías ofrecerán como beneficio adicional: cuentas bancarias para aquellos pensionados que no cuentan con ellas.

Asimismo, ha dispuesto una mayor oferta a través de los canales digitales: las AFP han ampliado su oferta de trámites para que se puedan realizar a través de estos canales, sin que estos colombianos salgan de casa, sin preocuparse por su salud en las calles.

Estos son los servicios dispuestos:

Chat en el portal clientes: tendrán atención permanente para sus consultas.

Aplicación Móvil: esta es la mejor herramienta para hacer solicitudes y ahora, podrán hacer retiro de sus cesantías.

Línea telefónica: podrán revisar su historia laboral y hacer consultas sobre su ahorro pensional.

Correo electrónico: un asesor atenderá las solicitudes, quejas o reclamos de los afiliados.

Las AFP trabajan por el bienestar de sus 16,5 millones de afiliados a pensiones obligatorias, 10 millones de afiliados en cesantías y cerca de 700 mil en pensiones voluntarias, siempre como un aliado en la construcción de ahorro y bienestar, en particular, cuando se trata de proveer mayor tranquilidad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.