Actualidad

Gobierno llevará al Congreso proyectos para enfrentar efectos de coronavirus

(Reuters) - El Gobierno de Colombia impulsará leyes para la recuperación económica y social del país devastado por la pandemia del coronavirus en el próximo periodo de sesiones del Congreso, en el que también presentará los esperados proyectos de reforma electoral y a la justicia, dijo la ministra del Interior, Alicia Arango.

El país sudamericano exportador de petróleo, carbón y café enfrenta una desaceleración económica que según el Ministerio de Hacienda podría llegar a un 5,5% del Producto Interno Bruto este año con millones de desempleados por la pandemia y la caída de los precios internacionales del crudo.

El actual periodo del Congreso, que concluirá el próximo 20 de junio, comenzó sesiones virtuales en medio del aislamiento preventivo obligatorio que completó más de dos meses, aunque el Gobierno analiza la posibilidad de convocar a sesiones extras. La nueva legislatura iniciará el 20 de julio.

Hasta ahora, las medidas para enfrentar las consecuencias del COVID-19 las ha adoptado el presidente Iván Duque con base en la declaratoria del Estado de Emergencia Económica, Social y Ecológica, una facultad Constitucional que le permite dictar decretos con fuerza de ley sin necesidad de tramitarlos en el Congreso.

"Muchas de las soluciones estructurales a esos graves problemas tendrán que pasar por el Congreso", dijo Arango, una experimentada política de 61 años, refiriéndose a la próxima legislatura.

"Reactivar y recuperar la economía, luchar contra el desempleo, fortalecer nuestro sistema de salud, fomentar la inversión son temas que no dan espera. Habrá prioridades y estas serán las sociales y económicas. Hay que resolverle los problemas a la gente", explicó la ministra en respuestas por escrito a un cuestionario de Reuters.

PANDEMIA OBLIGÓ A CAMBIAR LA AGENDA LEGISLATIVA

En medio de la pandemia, el Gobierno decidió aplazar la presentación de importantes enmiendas al Congreso, aunque en la actual legislatura está concentrada en la aprobación de una reforma que establece la cadena perpetua para los violadores y asesinos de niños, una de las promesas de campaña del presidente Duque.

También avanza en los primeros debates de una ley para combatir la corrupción, uno de los principales problemas del país de 50 millones de habitantes.

"La pandemia nos impuso retos inmediatos y urgentes que implicaban salvar vidas. A tiempo nos dimos cuenta que el país tenía que tomar medidas fundamentales: entrar en el aislamiento social. Por eso decidimos no presentar las reformas", dijo la ministra del Interior.

"No tenía sentido hacerlo. Sabíamos que la marcha del Congreso no iba a ser igual que siempre. La virtualidad es un concepto nuevo para todos", explicó Arango al asegurar que las reformas electoral y a la justicia corrían alto riesgo de ser archivadas por falta de tiempo. Una reforma constitucional requiere de ocho debates.

Con las próximas reformas, el Gobierno busca actualizar el sistema electoral para incluir el voto electrónico y garantizar la financiación de las campañas por parte del Estado, así como modernizar el sistema de justicia para hacerlo más ágil.

Arango aseguró que las reglamentaciones de la Ley de Regalías y la Ley de Consulta Previa, clave para desarrollar proyectos petroleros, mineros y de infraestructura, ya están listas y serán presentadas, seguramente, después del 20 de julio.

La ministra afirmó el Gobierno continúa construyendo consensos con los diferentes partidos para garantizar una mayoría que le permita la aprobación de las leyes y reformas en la actual y en las futuras legislaturas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin