Actualidad

En 76% aumenta número de camas UCI en hospitales intervenidos: Supersalud

Las medidas de vigilancia especial y de intervención forzosa administrativa que ha adoptado la Superintendencia Nacional de Salud en 15 hospitales públicos del país les ha posibilitado ampliar en 76% la capacidad de camas especializadas para atender a los pacientes con COVID-19.

El superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal Ángel, reveló que en esos hospitales el número de unidades de cuidados intensivos antes de la pandemia era de 142 y pasó a las 250 de hoy en día, lo que significa un crecimiento de 108 para atender pacientes contagiados en estado crítico.

"Desde el inicio de la emergencia sanitaria, hemos liderado una estrategia para expandir la capacidad instalada en la red pública y privada del país. Estamos dedicados a ampliar, adecuar y habilitar camas en los hospitales intervenidos", afirmó.

Según el funcionario, esa expansión de camas ha sido posible gracias a la colaboración de las entidades territoriales, del sector privado y del Ministerio de Salud, entre otros, quienes han contribuido con recursos, insumos y equipos.

"Tenemos una segunda fase de ampliación de la capacidad de camas de cuidado intensivo cuya implementación está en curso y con la cual se proyecta aumentar en otras 426 UCI", señaló el superintendente.

La estrategia de ampliación de camas ha cobijado a la totalidad de los 12 hospitales que se encuentran bajo intervención administrativa por parte de la Supersalud, así como a los 3 que están en medida de vigilancia especial.

Se trata de los hospitales de San José, de Maicao; San Andrés, de Tumaco; San Rafael, de Leticia; Alejandro Próspero Reverend y Julio Méndez Barreneche, de Santa Marta; Universitario del Caribe, de Cartagena, y el Rio Grande de la Magdalena, de Bolívar; Universitario de Sincelejo y el San Marcos, de Sucre; San Jerónimo de Montería y Sandiego, de Cereté; San Andrés de Chiriguaná, Cesar; Departamental de Villavicencio; Federico Lleras, de Ibagué, y San Jorge, de Pereira.

En su presentación, el superintendente Aristizábal Ángel también explicó que las intervenciones buscan darles 'oxígeno financiero' a estos hospitales públicos.

"Nuestra tarea es sanear sus carteras, aclarar las deudas y buscar que les lleguen los recursos frescos. No hemos escatimado esfuerzos para conseguirles recursos en estos 20 meses", señaló.

En ese sentido, dijo que a través del Fondo de Salvamento y Garantías para el Sector Salud (Fonsaet) se han gestionado y destinado 97.500 millones de pesos, dineros que les han servido principalmente para ponerse al día en el pago de sus nóminas y a cancelar deudas de impuestos.

Adicionalmente, por gestión directa de la Supersalud se han recuperado recursos para estos 15 hospitales por 80.000 millones de pesos a través de mesas de flujo de recursos y por 12.000 millones de pesos mediante las jornadas y acuerdos de conciliación realizadas en los últimos 20 meses.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin