Actualidad

IATA propone alternativas para reabrir vuelos en medio de la pandemia

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) instó a los gobiernos a adoptar una variedad de medidas alternativas para minimizar el riesgo de importar coronavirus a través de pasajeros infectados al reabrir los vuelos.

El marco propuesto por la asociación de aerolíneas consiste en medidas para evitar que las personas enfermas viajen y para mitigar el riesgo de transmisión si un pasajero descubre que tiene Covid-19 después de su llegada.

"La imposición de medidas de cuarentena a los viajeros que llegan mantiene a los países aislados y al sector de viajes y turismo encerrado", dice el director general de IATA, Alexandre de Juniac. "Afortunadamente, existen alternativas de políticas que pueden reducir el riesgo de importar infecciones por Covid-19 y al mismo tiempo permitir la reanudación de los viajes y el turismo que son vitales para impulsar las economías nacionales".

La clave de la estrategia de IATA es desalentar a las personas con síntomas de viajar. Las aerolíneas pueden ayudar con esto permitiendo a los clientes la flexibilidad de volver a reservar si se enferman o están expuestos al virus. Las declaraciones de salud también pueden ser una herramienta para realizar pruebas de detección, junto con controles de temperatura. IATA argumenta que los controles de temperatura no son intrusivos y actúan como un elemento disuasorio para los pasajeros que pueden verse tentados a viajar sin estar bien, lo que ayuda a apuntalar la confianza de los pasajeros.

IATA dice que el 80% de los viajeros encuestados indicaron que dichos controles mejoraron su sensación de seguridad.

La asociación también insta a los gobiernos a considerar las pruebas de coronavirus para viajeros de países con altas tasas de nuevas infecciones. Recomienda que se realicen antes de su llegada al aeropuerto de salida, para evitar la congestión y la posibilidad de contagio.

Para los casos en que una persona infectada viaja, la IATA subraya la importancia de seguir sus pautas para mitigar el riesgo de transmisión a bordo, incluido el uso de máscaras, desinfección, declaraciones de salud y distanciamiento social cuando sea posible. El seguimiento de contactos y las medidas para reducir la tasa de transmisión en los puntos críticos de turismo también deben adoptarse.

IATA dice que estas medidas permitirían la reapertura de la economía mundial, y señala que solo el turismo es responsable de alrededor del 10% del PIB y de 300 millones de empleos.

La cuarentena es efectivamente una prohibición de viajar, afirma IATA, citando una investigación que encontró que el 83% de los viajeros ni siquiera considerarían viajar si las cuarentenas estuvieran vigentes. El análisis de las cuarentenas muestra que la imposición de tales medidas hace que las llegadas disminuyan en un 90%, una cifra similar a cuando se prohíben las llegadas extranjeras.

"Reiniciar la economía de manera segura es una prioridad", dice de Juniac. "Eso incluye viajes y turismo. Las medidas de cuarentena pueden desempeñar un papel en mantener a las personas seguras, pero también mantendrán a muchos desempleados. La alternativa es reducir los riesgos a través de una serie de medidas.

"Las aerolíneas ya ofrecen flexibilidad, por lo que no hay incentivos para que viajen personas enfermas o en riesgo. Las declaraciones de salud, el examen y las pruebas de los gobiernos agregarán capas adicionales de protección. Y si alguien viaja mientras está infectado, podemos reducir el riesgo de transmisión con protocolos para evitar la propagación durante el viaje o en el destino".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin