Actualidad

La seguridad vial, otro de los proyectos que ingresa a la agenda legislativa

La iniciativa Carros Más Seguros celebró la presentación de los proyectos de ley de seguridad vial anunciados por congresistas de varias corrientes políticas, con el acompañamiento de la Fundación Por La Vía Por la Vida, liderada por Mary Botagissio.

En la nueva legislatura que comenzó este 20 de julio, se radicó un Estatuto de Seguridad Vial que busca frenar las elevadas cifras de muertes y lesiones producto de siniestros viales, que fueron declarados como Pandemia por la Organización Mundial de la Salud el 7 de abril de 2009.

Estas iniciativas legislativas y todas las acciones que tengan como fin mejorar la seguridad vial y salvar la vida de los colombianos en las vías son muy valiosas. El Congreso de la República es un actor fundamental en este proceso, generando un marco legal más avanzado para la protección de la vida de todos los actores viales, incluyendo la actualización de estándares vehiculares de acuerdo a marcos internacionales.

En Colombia la seguridad vial es un problema grave de salud pública. Según el Instituto de Medicina Legal, cerca de 7000 personas perdieron la vida en siniestros viales en 2019. Teniendo en cuenta que todas las muertes viales son evitables, la Conferencia Ministerial de Seguridad Vial de Naciones Unidas de febrero pasado en Estocolomo, insistió en cinco estrategias para reforzar la seguridad vial a nivel mundial: fortalecer instituciones y sistemas de datos, mejorar la calidad de la infraestructura, controlar comportamientos riesgosos de los actores viales, atender a las víctimas, y contar con vehículos seguros que ayuden a prevenir incidentes viales y que protejan a pasajeros y usuarios vulnerables en caso de choque. En el caso de los vehículos la Declaración de Estocolmo, firmada por los ministros y tomadores de decisión de todo el mundo, promueve la adhesión al Foro de Armonización de la Regulación de Vehículos de Naciones Unidas (WP-29), que establecen un mínimo común de protección a ocupantes y personas fuera y además facilitan el comercio internacional.

Por su parte, el gobierno colombiano se ha comprometido a mejorar la seguridad vehicular en las bases del Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 y en la nueva Política de movilidad urbana y regional (CONPES 3991 del 14 de abril del 2020), mediante la ratificación de los acuerdos de Naciones Unidas en la materia.

Cada día, 5 personas pierden la vida a causa de siniestros viales con vehículos livianos. Darío Hidalgo, vocero de la iniciativa Carros Más Seguros, explica que "según el estudio del Bien Público regional realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo-BID, en 2019, si los carros contaran con los elementos mínimos recomendados por Naciones Unidas (WP-29) se podría reducir en un 20.5% el total de víctimas por siniestros viales, lo cual significa por lo menos 1,400 vidas salvadas al año en Colombia".

Hoy en día, Colombia solo cumple con 1 de los 8 estándares mínimos de seguridad vehicular recomendados por Naciones Unidas, referido a cinturones de seguridad. De adherirse al foro mundial para la armonización de la reglamentación sobre vehículos, WP-29 , se haría automática la actualización de reglamentos de seguridad para los carros nuevos que se vendan en el país, de acuerdo con los mínimos internacionales.

Actualmente la reglamentación colombiana en cuanto a seguridad de los vehículos obliga la incorporación de cinturones de seguridad de tres puntos, 2 airbags frontales, frenos ABS y apoyacabezas, así como otros reglamentos para llantas, reflectivos y acristalamiento de vidrios. Si bien estos requisitos contribuyen a la seguridad de los vehículos, no necesariamente constituyen una protección integral a las personas en caso de choque ni están necesariamente a la par de los mínimos internacionales.

Es fundamental que la regulación se actualice para incluir los avances que ya existen en otros países, como el Control Electrónico de Estabilidad, la alarma de choque frontal, el frenado autónomo de emergencia, los sistemas de fijación de sillas infantiles ISOFIX y los sistemas de protección de peatones. También es importante que los vehículos sean evaluados con pruebas de choque independientes que certifiquen el nivel de protección ofrecido a las personas dentro y fuera de los carros.

De acuerdo con Darío Hidalgo, "es muy positivo que temas como la seguridad de los carros, los límites de velocidad, la seguridad de las motos y las licencias de conducción se discutan en el Congreso y se avancen bases legales más sólidas para abordar este grave problema de salud pública".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin