Actualidad

Protestas contra violencia policial dejan 11 muertos se extienden a más ciudades colombianas

  • El expresidente Álvaro Uribe, al referirse particularmente a los desordenes en Bogotá, dijo que es "mejor toque de queda del Gobierno Nacional, Fuerzas Armadas en la calle, con sus vehículos y tanquetas, deportación de extranjeros vándalos y captura de autores intelectuales".

Colombia vivió el jueves una segunda noche de protestas contra la violencia policial, pero con aumento del vandalismo y violencia. Además, la alcaldesa de Bogotá, jefe de la policía en la capital, cuestiona seriamente a la institución, al tiempo que el expresidente Álvaro Uribe pide militares en la calle.

La noche del jueves, las protestas se extendieron a más ciudades colombianas como Medellín, Cali, Pereira, Barranquilla y Cúcuta.

De momento, los hechos que iniciaron con la muerte de Javier Ordóñez, suman 10 personas fallecidas. La última, una mujer la noche anterior, arrollada por un autobus robado por vándalos, para un total de 11 víctimas fatales.

La alcaldesa de Bogotá, ha sido enérgica con la Policía, de la cual, por Constitución, es su comandante en la capital colombiana.

"Desde inicio de año se dio la instrucción de que Policía no usara armas de fuego en protestas sociales y ayer se violó", dijo.

Y agregó, "le ruego a la Policía humildad y perdón porque ayer se rompió la confianza con la ciudadanía. Hoy necesitamos enmienda y reconocimiento de los hechos. Con destruir a Bogotá no vamos a mejorar a la Policía y no vamos a conseguir justicia".

"Llevaremos personalmente al Procurador General de la Nación todos los testimonios y la información que hemos recopilado para que investigue el uso indiscrimado de armas de fuego por parte de la Policía", anunció la alcaldesa mayor de Bogotá.

La gobernante visitó también a los policías heridos y expresó su solidaridad. "Son igual de jóvenes y humildes que los ciudadanos heridos y fallecidos. A todos los jóvenes de Colombia debemos ofrecerles caminos de futuro, no de confrontación. A todas sus familias nuestro abrazo", dijo.

Ayer Claudia López pedía a la ciudadania que regresara a casa temprano y estuviera en su residencia a más tardar a las 7pm. Por la vandalización de buses el sistema tuvo menor operación.

Se atiza hoguera política

Pero el inesperado detonante por el trágico hecho de la muerte de Javier Ordóñez a manos de policías, se ha convertido en el fuego que atiza la hoguera política en Colombia, más radicalizada que nunca.

El expresidente Álvaro Uribe, al referirse particularmente a los desordenes en Bogotá, dijo que es "mejor toque de queda del Gobierno Nacional, Fuerzas Armadas en la calle, con sus vehículos y tanquetas, deportación de extranjeros vándalos y captura de autores intelectuales".

Uribe también decía que "Nobel (Juan Manuel Santos) anticipa la violencia, candidato (Gustavo Petro) la incendia, Alcaldesa (Claudia López), siempre tan reclamante, se declara incapaz de garantizar el orden".

Y concluyó que: "la autoridad firme garantiza el orden, evita el vandalismo y la brutalidad de algún policía".

Por su parte, el senador y aspirante de izquierda a la presidencia, Gustavo Petro, refiriéndose a las propuestas de Uribe, dijo que "ha desatado la violencia desde el Estado que controla, buscando su libertad. Sacrifica a todo un pueblo en su fin. Es por esto que la policía está matando".

Asímismo, aseguró que "la alcaldesa debe exigir la renuncia de la cúpula de la policía de Bogotá. La ciudadania la apoyará y podrá pacificar democráticamente la ciudad".

"Hay que restablecer la Democracia en Bogotá. Creo que una gran marcha del silencio común sería clave. La no violencia ahora será muy importante. Ya no puede seguir la cúpula de la policía y Duque debe comprenderlo", concluyó.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin