Actualidad

Comienza nueva era de energía en la región Caribe con otros operadores

El presidente de la República, Iván Duque Márquez, presentó oficialmente a las empresas Afinia y Air-e, nuevos operadores del servicio de energía eléctrica en los siete departamentos de la región Caribe, en actos protocolarios en los que hicieron parte el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa Puyo; la superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios, Natasha Avendaño García, y la agente interventora de Electricaribe en liquidación, Ángela Patricia Rojas.

Durante estos encuentros se suscribieron, además, los compromisos para la celebración de los programas de gestión con ambos operadores, mediante los cuales la superintendencia hará seguimiento estricto al cumplimiento de las obligaciones pactadas entre el gobierno con Afinia (Empresas Públicas de Medellín – EPM) y Air-e (Consorcio Energético de la Costa), en el marco de un esquema de solución empresarial diseñado y liderado por el gobierno del presidente Duque desde noviembre de 2018, con el fin de asegurar la adecuada prestación del servicio de energía a corto, mediano y largo plazo.

En presencia de los gobernadores de los siete departamentos, los alcaldes de las ciudades capitales y la bancada Caribe, el primer mandatario manifestó que "podemos decir a toda la comunidad de la costa Caribe colombiana que hoy empieza la nueva historia del servicio de energía en nuestro país para esta región, y empieza con soluciones de equipo, con soluciones financieras, con soluciones regulatorias; y tenemos dos operadores para la región".

Frente a las inversiones que deberán hacer los operadores, indicó que "a través de esta estructura, vamos a ver en la próxima década, empezando ahora con la mayor inyección en estos primeros dos años, más de $10 billones para mejorar integralmente el servicio de energía en la costa Caribe colombiana. Nunca se habían garantizado inversiones de esa naturaleza".

El presidente hizo además reconocimiento especial a los congresistas, al ministro de minas y energía, a la superintendente, a la agente especial de Electricaribe, a los mandatarios de la región y a todos los miembros del equipo de gobierno; así como al acompañamiento realizado por la Contraloría General de la Nación, por los resultados de este proceso, del que dijo fue fundamentado en varios pilares, entre ellos: la asunción del pasivo pensional, la concreción de inversiones históricas para mejorar la red de servicios, la incorporación de medidas necesarias en el Plan Nacional de Desarrollo y la contratación de una banca de inversión para determinar las opciones de entrega del mercado.

De esta manera se pone fin a la operación de Electricaribe, intervenida por la Superservicios en noviembre de 2016. Y se abre paso un cronograma de grandes inversiones, así como el restablecimiento de la confianza de más de 10 millones de habitantes de esta zona del país que han sido afectados por el deterioro de la infraestructura y por las deficiencias en la prestación del servicio a cargo de la saliente empresa.

Afinia operará en los departamentos de Bolívar, Cesar, Córdoba y Sucre; y Air-e en Atlántico, Magdalena y La Guajira. Los dos nuevos operadores deben asegurar la calidad, continuidad y cobertura del servicio; y la ejecución de proyectos de inversión por $ 8,5 billones, en un plazo de 10 años, destinados al mejoramiento de estaciones y subestaciones, cambio de transformadores, redes eléctricas y modernización de equipos, entre otros frentes.

Sobre este proceso, el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, aseguró que "estamos cumpliendo el compromiso del Gobierno del presidente Duque de encontrar una solución estructural y definitiva para la región Caribe, que permita ofrecer un servicio de energía de calidad a los cerca de 10 millones de habitantes de esta zona del país. La llegada de Afinia y Air-e hace parte de un paquete integral, con el que los habitantes del Caribe tendrán una mejora gradual y significativa, con cuantiosas inversiones en los próximos años, que se traducirá en un servicio más confiable para una zona llamada a impulsar la transición energética de Colombia".

La superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios, Natasha Avendaño García, manifestó que "nos complace presentar este resultado logrado gracias al trabajo articulado desde el alto gobierno y apoyado por congresistas, mandatarios de la región, gremios y sociedad civil, en medio de dificultades afrontadas con éxito. Durante el proceso de intervención que adelantamos en Electricaribe logramos mantener a la empresa al día en el pago de sus obligaciones por compra de energía evitando un apagón en la región; y jalonamos el proceso de búsqueda de nuevos operadores, sobre los que haremos vigilancia permanente para asegurar que los usuarios obtengan el servicio que se merecen, y la región pueda desarrollar su gran potencial de crecimiento económico y social en beneficio de todos sus habitantes".

En su primera fase de funcionamiento, Afinia y Air-e realizarán labores conjuntas de carácter transversal a través del Centro de Servicios Compartidos. Esta empresa fue constituida por los dos operadores para atender temas comerciales y de facturación, entre otros. Su existencia está contemplada a dos años, plazo que podrá ser menor dependiendo de la agilidad con la que cada operador asuma estas actividades de manera independiente.

Las peticiones, quejas, reclamos y todos los trámites en curso interpuestos por los usuarios ante Electricaribe serán asumidos por las nuevas empresas.

Paralelo a la entrada en servicio de los nuevos operadores de red, el proceso de intervención de Electricaribe continuará con los trámites de ley para su liquidación y término de su existencia legal.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.