Actualidad

Aglomeraciones son una amenaza para la estabilidad del país, dice Fenalco

Las aglomeraciones y marchas de miles de personas, sin medidas de bioseguridad, como la minga indígena o las protestas programadas para esta semana por grupos enemigos del gobierno afectan la reactivación y constituyen una amenaza para la estabilidad del país.

Durante su intervención en el Décimo Congreso Latinoamericano de Moda, IXEL Moda, que se lleva a cabo en Cartagena, el Presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), Jaime Alberto Cabal, señaló que el gremio del comercio ve 'con esperanza y con optimismo este proceso de reapertura que se ha iniciado con lo que se ha llamado el Aislamiento Selectivo, para empezar a ponerle nuevamente las sendas del crecimiento a la economía colombiana'.

Manifestó que 'los establecimientos de comercio, de turismo, las actividades de Economía Naranja formales, hemos acatado y respetado todas las normas y protocolos de bioseguridad'.

'Pero mientras tanto, nos preocupa que en Colombia, por ideales políticos, por agendas políticas, se promuevan marchas, se promuevan mingas, se promuevan paros que congregan más de 6 mil, 8 mil, y 10 mil personas, que no solamente no guardan los protocolos de bioseguridad', expresó.

Subrayó que con las concentraciones, además, 'se está amenazando la salud de los colombianos y se está amenazando la reapertura incipiente de esta economía que tanto necesita para recuperar el empleo en nuestro país'.

El dirigente gremial destacó las medidas que el Gobierno 'ha venido impulsando para aliviar esta crisis de la gran mayoría de los empresarios en nuestro país, pero especialmente a los de este sector al que hoy le estamos hablando'.

Resaltó los beneficios del Programa de Apoyo al Empleo Formal (PAEF), el subsidio a la nómina y las exenciones del IVA.

Cabal hizo un 'llamado al Gobierno Nacional, a los gobiernos locales, para que se le ponga el acelerador a esta reapertura del sector de Economía Naranja, para que se permitan eventos de más de 50 personas, con todos los protocolos de bioseguridad, y que también se limite la indisciplina social y las marchas que hoy han atravesado a Colombia y que lamentablemente son una amenaza para la estabilidad del país'.

Por su parte, el presidente Iván Duque, al reiterar este lunes el riesgo que significan las aglomeraciones para la generación de rebrotes de la pandemia, afirmó que "hoy es cuando más tenemos que marchar de la mano hacia esa reactivación segura de nuestro país".

Aseguró que la reactivación "no es de izquierda ni es de derecha, es de sentido común". Dijo que quien quiera "afectar el desarrollo de un país en la reactivación, frente a un desastre natural como una pandemia" únicamente merece "el rechazo colectivo".

"La reactivación es la reactivación de las familias, del empleo, de las oportunidades, del desarrollo", señaló.

Se trata -continuó- de que por "un solo instante estemos dispuestos a dejar las diferencias políticas y concentrarnos en la reactivación del país", porque para "un comerciante pequeño la reactivación lo es todo, para un trabajador la reactivación lo es todo, para una mediana y para una gran empresa la reactivación lo es todo".

Enfatizó que la reactivación no se trata de banderas políticas, sino de "patriotismo de sentido de responsabilidad con el país, de sentido de responsabilidad con el prójimo".

Aseveró que "absolutamente todos los colombianos tenemos que sintonizarnos con que la única manera de salir adelante, sabiendo que la pandemia está presente, es que cumplamos con el uso obligatorio del tapabocas, con el distanciamiento físico, con las medidas y protocolos de seguridad".

Así mismo, subrayó que "nada ni nadie puede argumentar que para ser escuchado en una democracia se requiere la promoción de una aglomeración" y aseveró que "nuestro Gobierno es dialogante, es abierto para entender las múltiples problemáticas de todos los sectores sociales de nuestro país".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin