Actualidad

Más de 40 millones de contagios y 1,1 millones de muertes por el coronavirus

(Agencias).- Más de 40,04 millones de personas han resultado infectadas por el nuevo coronavirus a nivel mundial, según las cifras oficiales de casos confirmados, y 1.112.983 han muerto, según un recuento de Reuters.

Se han notificado infecciones en más de 210 países y territorios desde que se identificaron los primeros casos en China en diciembre de 2019.

En la última semana hubo más de 2,5 millones de nuevas infecciones, una cifra inédita desde el inicio de la pandemia.

En todo el mundo hay más de 1,1 millones de muertos. Solo la semana pasada, en Europa murieron más de 8.000 personas por covid-19.

América suma 18,7 millones de contagios y el sur de Asia 8,4 millones, aunque es Europa, que acaba de superar la barrera de los ocho millones de positivos, la región donde los casos diarios avanzan más rápidamente, a un ritmo de entre 130.000 y 160.000 por jornada.

El continente americano por otro lado ha registrado 607.000 fallecidos desde el inicio de la pandemia, por 256.000 en Europa y 134.000 de Asia Meridional.

También en este caso la gráfica europea es la que muestra un ascenso mayor, de más de mil fallecimientos diarios, si bien las cifras todavía son mucho menores que las de marzo, cuando llegaron a superarse las 5.000 muertes en una sola jornada.

Por países, Estados Unidos se mantiene como el territorio con más casos (ocho millones) y fallecidos (217.000), seguido por India (7,5 millones) y Brasil (5,2 millones).

Tras Rusia, con 1,4 millones de casos, se sitúan con más de 900.000 contagios Argentina, Colombia y España, que en las próximas jornadas podrían superar la barrera del millón de positivos.

La pandemia avanza también rápidamente en Francia, que ha superado a Perú y México para convertirse en el octavo país con más casos absolutos (867.000), mientras que el territorio peruano acumula 865.000 y el mexicano 847.000, siempre según los datos de la OMS.

Los pacientes recuperados han superado los 30 millones, por lo que uno de cada tres afectados por el coronavirus confirmados se ha curado ya.

De los aproximadamente nueve millones de casos activos menos del uno por ciento (72.000) se encuentran en estado grave o crítico.

En Europa, donde ya hay más de 250.000 muertos y la segunda ola de infecciones no cede, entraron en vigor nuevas restricciones, como un toque de queda nocturno en Bélgica o la obligación de usar mascarillas en lugares cerrados en Suiza.

A partir de este lunes, los cafés y restaurantes de Bélgica permanecerán cerrados durante cuatro semanas para intentar frenar el aumento de contagios. El país, de 11,5 millones de habitantes, tiene 192.000 casos y más de 10.000 decesos y una de las mayores tasas de mortalidad por covid-19 del mundo: 90 fallecidos por cada 100.000 habitantes.

Tras París y Bruselas, esta medida gana terreno en el continente. Eslovenia anunció el lunes que sus ciudadanos no podrán salir entre las 21H00 y las 06H00, después de que los contagios se duplicaran en una semana.

Mientras la mayor parte del continente se resiste a volver a la situación de primavera, en Reino Unido, Gales anunció que instaurará un confinamiento de dos semanas a partir del viernes por lo que sus tres millones de habitantes deben quedarse en casa para frenar esta segunda ola.

Es "nuestra mejor manera de recuperar el control del virus y evitar un confinamiento más largo", declaró su primer ministro, Mark Drakeford.

En España, la ciudad de Burgos (norte) pasará la noche del martes al miércoles a ser una más en adoptar un cierre perimetral en el país y sus 175.000 habitantes no podrán salir ni entrar de la localidad, salvo para ir al trabajo o al médico. Los comercios y restaurantes verán restringido el aforo y el horario.

En Suiza, hasta ahora relativamente poco afectada, las infecciones aumentaron en un 146% la semana pasada y, entre otras medidas, la mascarilla será obligatoria a partir de ahora en lugares públicos cerrados.

Italia también impuso restricciones desde el lunes en bares y restaurantes, actividades deportivas o ferias populares. El país parecía haberse librado de la crudeza de la segunda ola, pero desde principios de mes registra un alza importante de contagios.

En América Latina, la región del mundo más afectada por el coronavirus, con unas 380.000 muertes, Bolivia pudo celebrar elecciones presidenciales con relativa normalidad el domingo, igual que en México, donde hubo comicios en los estados de Hidalgo (centro) y Coahuila (noreste).

Por su parte Venezuela anunció que reabrirá sus playas y balnearios y sus hoteles, cerrados al público desde marzo. A partir del lunes, "en el campo de los sectores comerciales asociados al turismo (...) vamos a flexibilizar posadas y hoteles, playas y balnearios", señaló el presidente Nicolás Maduro.

Al otro lado del mundo, la ciudad australiana de Melbourne empezó a salir progresivamente de un confinamiento de más de cien días este fin de semana, al igual que Israel.

E iràn, el país más afectado por la pandemia en Oriente Medio, registró el lunes una cifra récord de muertes diarias, con 337 fallecimientos.

En el frente económico, el crecimiento de China se aceleró en el tercer trimestre del año, cuando el PIB del país avanzó en un 4,9%, según datos oficiales publicados este lunes.

El gigante asiático es el primer país que consigue relanzar su actividad, gracias a "un confinamiento estricto, test de detección a gran escala y el seguimiento de los casos de contacto", dijo a la AFP el analista Ting Lu, del banco de inversiones Nomura.

Este lunes la presidenta del Banco Central Europeo (BCE) consideró "crucial" que el plan de reactivación europeo, dotado de 750.000 millones de euros (881.000 millones de dólares), "sea un éxito" y se cumpla en los plazos previstos, de lo contrario será difícil amortiguar el impacto económico de la pandemia el continente.

Un impacto que sufren especialmente los trabajadores inmigrantes, "en primera línea" de la crisis sanitaria y económica, según un informe de la OCDE, que subraya en cambio el papel "esencial" de la mano de obra extranjera en las economías desarrolladas.

A la espera de la ansiada vacuna contra el covid-19, Unicef anunció que desea almacenar mil millones de jeringas para vacunas antes del final de 2021 y poder así lanzar rápidamente campañas masivas de inmunización.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin