Actualidad

En 2021 el mercado de las oficinas se fortalecerá en Latinoamérica, revela estudio

El COVID-19 ha generado transformaciones importantes en el sector de las oficinas en diferentes países de la región, sin embargo, a mediano y largo plazo, los activos inmobiliarios serán cada vez más relevantes, debido a que proporcionarán bienestar y sustentabilidad, brindándole valor a las organizaciones.

De acuerdo con el último estudio de JLL, firma especialista en bienes raíces y gestión de inversiones, "el próximo año deberá ser, entonces, el año de la recuperación y de la vuelta a la senda del crecimiento y las mejoras que muchos países han sabido conquistar en los últimos años", señaló Francisco Ruiz, Vicepresidente de investigación, consultoría y capital markets de JLL Colombia.

El informe destacó que aunque la pandemia tuvo un gran impacto en la oferta, producto de la paralización de las cadenas de producción y suministro, acompañado de "una fuerte retracción de la demanda, tanto interna como externa, como consecuencia del colapso del comercio internacional", las proyecciones estiman una posible recuperación de los niveles previos al COVID-19 para fines de 2021 y mediados de 2022.

JLL analizó un conjunto de 14 ciudades de la región que representan un total en stock de 26.700.000 metros cuadrados y en el que tan solo tres mercados concentran el 55% de esta superficie (Ciudad de México el 28%, San Pablo el 14% y Santiago el 13%).

De acuerdo con el reporte se espera que hasta 2023 se incorporen 3.961.000 metros cuadrados, es decir, una renovación equivalente al 15% del inventario actual.

En cuanto a la superficie proyectada con relación a la oferta actual, JLL encontró que Lima será el mercado que más renovará su stock, debido a que los proyectos contemplados representan el 34% de su oferta actual, seguida por Buenos Aires que, con casi 635.000 metros cuadrados en proyecto, sumará superficie por el 32,7% de su inventario de 2020.

Adicionalmente, en términos de vacancia Río de Janeiro presentó los valores más elevados, con el 40,4% de sus espacios disponibles, mientras que el registro más bajo lo obtuvo Santiago con 6,6 % de disponibilidad.

"En este sentido cabe destacar que, como era de esperar dada la compleja coyuntura desatada por la pandemia, la mayoría de los mercados han registrado un aumento en el volumen de espacios disponibles al cierre del primer semestre del año, al compraros con el cierre de 2019 y con el primer trimestre de 2020", señaló Ruiz.

En Colombia la irrupción de la COVID-19 afectará al consumo doméstico, el cual, por otra parte, tardará un tiempo en recuperarse. La situación actual implicará cambios en los niveles de consumo durante los próximos años debido a que ha tenido incidencia en el mercado laboral y los ingresos de las empresas.

En el primer trimestre de 2020, el país seguía una tendencia de recuperación de la economía que había iniciado tras superar el shock de los precios del petróleo en 2014. Por lo tanto en estos meses se registró un crecimiento del PBI del 1,1%, 1.8 puntos básicos menos que en el mismo período de 2019. Debido a la coyuntura actual el FMI estimó que el PBI de Colombia caerá 8,2% en 2020.

Para 2021 se espera que el PBI se expanda sobre el nivel de 2020 aunque será solo una recuperación parcial respecto a 2019.

Particularmente en Bogotá el mercado de oficinas cerró 2019 con una tasa de vacancia promedio del 10,3%, acompañado por una tendencia al alza en los precios, impulsada por el final del ciclo de producción y una demanda robusta. Sin embargo, a junio de 2020 la vacancia se ubicó en 13,8%, ya que la crisis económica llevó a las empresas, especialmente aquellas con vulnerabilidades financieras, a liberar espacio, mientras que otras dejaron en espera mudanzas hacia espacios de mayor calidad.

"Se espera que la tasa de vacancia general siga subiendo en los próximos trimestres, por la debilidad de la demanda. No obstante, dicho impacto será parcialmente compensado por la fuerte caída en el número de metros cuadrados de oficinas nuevas que van a entrar en operación en los próximos dos años", dijo Ruiz.

En el estudio también se analizan aspectos como la renta promedio Clase A y clase AB, la absorción neta y el promedio de precio de venta. En esta línea, aunque es difícil conocer aún con certeza las implicaciones futuras de la coyuntura, la región tiene indicadores que le permitirán adaptarse a las nuevas tendencias mundiales.

"En un mundo en turbulencia, en el sector de oficinas se empiezan a desplegar soluciones de largo plazo a la medida de las nuevas necesidades. Los mercados de América Latina continúan evolucionando y siendo cada vez más sofisticados, atractivos y en continuo y sostenido crecimiento", concluyó Ruiz.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.