Actualidad

Con dos nuevas masacres Colombia completa 76 este año y 300 muertes

  • Esto significa un promedio de tres matanzas cada dos semanas y el registro que va del año ya duplica el de las masacres que la ONU confirmó durante todo el 2019.
Esta es la fatídica radiografía de las masacres ocurridas este año en Colombia, un alarmante flagelo que golpea la imagen internacional del país.

El fin se semana se registraron dos nuevas masacres en menos de 24 horas en Colombia, con lo que el número de esos hechos asciende a 76 este año y ya suman 300 personas asesinadas, un hecho que revive los tiempos del paramilitarismo.

La más reciente fue la de la madrugada del domingo 22 de noviembre (hora local), en la que al menos ocho recolectores de café fueron asesinados en una finca en el municipio de Betania, en el departamento de Antioquia.

"Hombres fuertemente armados irrumpieron la madrugada de este domingo en una de las fincas cafeteras de la vereda (caserío) La Julia y dispararon a las personas que estaban en el alojamiento en donde había cerca de 14 recolectores, dejando como saldo siete muertos y tres heridos, pero uno de esos heridos falleció", le explicó a EFE el alcalde del municipio, Carlos Mario Villada.

El gobernante local añadió que en la zona hay presencia del Clan del Golfo, un grupo armado ilegal que surgió tras la desmovilización de los paramilitares a mediados del 2000, que está en varias regiones del país y que se disputa el territorio otros grupos ilegales. Villada dijo que en el caso de Betania, el Clan del Golfo se pelea con una de sus disidencias las ventas de droga y "eso es lo que tiene alterada la situación de orden público".

Hace cuatro meses, la Defensoría del Pueblo, el organismo gubernamental para los derechos humanos en Colombia, ya había alertado que las disputas de los grupos ilegales ponían en riesgo a por lo menos 110.000 habitantes de seis municipios de la zona, incluido Betania. Incluso, en esa misma región ya había ocurrido otra masacre en agosto de este año.

Tras la más reciente matanza, el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, anunció que las fuerzas militares desplegaron un operativo en la zona. El Ministerio ofreció además una recompensa de 200 millones de pesos colombianos (cerca de 50.000 dólares) por la información que contribuya a la captura de alias 'Rubén', líder del Clan del Golfo en la región.

Sin embargo, las autoridades aún no han dado más detalles de cuál fue el motivo de los homicidios.

El alcalde solo especificó que hay más recolectores que de costumbre porque es temporada de cosecha cafetera, lo que hace que lleguen múltiples trabajadores de otros municipios y duerman en las fincas donde cosechan.

La otra masacre

Horas antes de la matanza en Betania, hubo otros homicidios en el municipio de Argelia, ubicado en el departamento del Cauca.

Cinco personas que departían en un establecimiento comercial el sábado en la noche fueron asesinadas por desconocidos, quienes les dispararon y huyeron en motocicletas.

Leonardo González, coordinador del Observatorio de Derechos Humanos de la ONG Indepaz, indicó en su cuenta de Twitter que entre las personas a las que mataron estaba Libio Chilito, un líder social que pertenecía a la junta de acción comunal de Argelia.

La organización reporta que con los asesinatos de Betania y Argelia, en Colombia ha habido 76 masacres en lo que va del 2020.

Esto significa un promedio de tres matanzas cada dos semanas y el registro que va del año ya duplica el de las masacres que la ONU confirmó durante todo el 2019.

Además, la del sábado es la segunda masacre en el municipio de Argelia, luego de la ocurrida el pasado 9 de noviembre.

Fantasma del paramilitarismo

En Colombia hay tantas masacres "como en la peor época paramilitar".

Ariel Ávila, subdirector de la ONG Fundación Paz y Reconciliación, le explicó a France 24 que en Colombia no se registraban tantas masacres desde los peores tiempos del paramilitarismo, como se le denominó a la corriente de grupos ilegales de derecha que combatían a la guerrilla, traficaban droga y que en ocasiones se aliaron con miembros de la fuerza pública para perpetrar crímenes, según diferentes sentencias judiciales.

Uno de los métodos victimizantes más usados por los paramilitares fueron precisamente las masacres. Ávila dice que en ese entonces las matanzas dejaban más muertos que ahora, porque por cada atentado se contaban hasta 30 o 40 muertos.

En ninguna de las matanzas de 2020 han asesinado a tantas personas, pero Ávila advierte que en cuanto al número de masacres, Colombia está "como en la peor época paramilitar".

"Es una situación sin precedentes en el país, al menos en la última década", afirmó.

Él explica que las razones de ello son múltiples y que se concentran principalmente en tres: los grupos armados se disputan a sangre y fuego el territorio que dejó la guerrilla de las Farc tras su dejación de armas, también hay una guerra por las economías ilegales como la cocaína y el oro, y en muchos territorios la violencia se ensaña contra las organizaciones sociales.

Ávila asegura que eso fue, por ejemplo, lo que ocurrió el sábado en Argelia y agrega que las otras personas asesinadas también pertenecían al mismo colectivo de campesinos que Libio Chilito.

Las masacres y los homicidios de líderes sociales son tantos, que miles de colombianos han salido a las calles a protestar en contra de esa violencia. La más reciente manifestación fue el sábado 21 de noviembre, en la que se conmemoró un año de protestas contra el Gobierno del presidente Iván Duque, entre otras razones, por el manejo que le da a las matanzas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin