Actualidad

En lo que va de 2021 la industria ha importado 9489 toneladas de leche en polvo

Apenas empieza el 2021 y se vislumbra un año difícil para los ganaderos que se dedican a la producción de leche. Las importaciones de productos lácteos por parte de la industria ya se acercan a las 10.000 toneladas durante los primeros días de esta anualidad y el 2020 probablemente cerró por encima de las 70.000 toneladas.

Esto significa que muchos industriales prefieren comprar lácteos en el exterior que a los productores colombianos. Así lo afirmó el presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), José Félix Lafaurie Rivera, quien recordó que desde el 1 de enero los importadores estaban listos para aprovechar el 0 % del arancel del TLC con Estados Unidos mientras familias de pequeños ganaderos terminan en la más crítica pobreza.

En una carta dirigida al ministro de Agricultura, Rodolfo Enrique Zea Navarro, el dirigente gremial le recordó que gran parte del año 2020, especialmente el segundo semestre, la industria lechera nacional afirmó que se estaba produciendo mucha leche en el país y que no tenía capacidad de acopio suficiente.

"Señalaba ella, que sus inventarios eran extremadamente altos y que lo que se registraba era una 'enlechada', en su tradicional narrativa que solo busca llevar el precio pagado al productor a la baja", añadió.

Lafaurie Rivera reveló que la industria terminó 2020 con inventarios de 17.000 toneladas de leche en polvo, que hacían pensar, dado su propio discurso, no necesitarían oferta adicional importada al inicio del nuevo año, más si desde hace unos meses ya se habla de otro fenómeno de la Niña que se extenderá hasta los meses de abril y mayo de 2021 y que indican que la producción nacional será suficiente para el abastecimiento doméstico.

"Sin embargo, en la primera hora del año nuevo la industria ya había importado desde EE. UU. un volumen de 5226 toneladas de leche en polvo sin arancel, que representa el 40 % del cupo 2021. Hoy [ayer] 4 de enero, ya se ha agotado el 73 % de dicho contingente, es decir han ingresado 9489 toneladas de leche en polvo desde el país del norte", subrayó.

Así las cosas, antes del 11 de enero ya se habrá agotado el ciento por ciento de este cupo que asciende a 12.969 toneladas de leche en polvo, con el agravante que la ola importadora continuará de dos maneras:

La primera de ellas es que seguirá la entrada de leche desde EE. UU. fuera del cupo señalado, pues con un arancel extra contingente tan solo de 11 % para 2021 se abarata la importación. Vale la pena recordar que el cupo de 2020 fue de 11.790 toneladas, el cual para el 14 de enero ya se había agotado. Sin embargo, la entrada de leche continuó y pagó un arancel de 13,2 % en 21.000 toneladas adicionales.

La segunda sugiere que agotado el cupo desde EE. UU. continuará la industria importando desde la Unión Europea (UE), seguramente con menor dinámica, dados los mayores costos logísticos y de transporte, pero que también para 2020 agotó su cupo de 6800 toneladas. En 2021 el contingente sin arancel es de 7200 toneladas, y su arancel extra contingente de 42,9 % que sí lo hace poco atractivo.

El presidente ejecutivo de Fedegán recordó que en 2020 la crisis sanitaria generó procesos de depreciación de diferentes monedas, incluyendo el peso colombiano, haciendo que la tasa de cambio promedio anual fuera de $3693 por dólar, es decir 13 % por encima del registro anual de 2019. En meses como marzo y abril, la tasa de cambio diaria superó los $4000.

"Tal comportamiento cambiario protegió en alguna medida al sector lechero para que las importaciones no fueran mayores a las 74.000 toneladas con las que termina 2020, unos 889 millones de litros equivalentes, cifra ya de por sí desproporcionada y que representa el 12 % de nuestra producción y el 27 % del total del acopio", manifestó.

Lafaurie explicó que enero inició con una tasa de cambio de $3432, que representa 7 % menos que el registro anual de 2020, y que además busca la tendencia que traía hasta antes de la problemática de la covid-19. Así las cosas, con una tasa de cambio más baja se estimularán las importaciones y en 2021 sin ningún problema se superarán las 80.000 toneladas de leche y derivados lácteos importados, afectando a los productores del país, pero especialmente a los pequeños ganaderos.

"En otras palabras, en 2021 se importarán más de 960 millones de litros de leche que le continuarán poniendo presión a la baja al precio que se le paga a nuestros productores, llevando a muchos a su ruina", aseguró.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin