Actualidad

Ex comandantes de las FARC aceptan crímenes de lesa humanidad en Colombia

(Reuters) - Ex comandantes de las guerrillas desmovilizadas de las FARC de Colombia aceptaron el jueves las acusaciones de un tribunal de justicia transicional de haber cometido crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad durante la guerra de 50 años del grupo con el estado.

El fallo de enero de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), creado bajo el acuerdo de paz de 2016 entre el gobierno y los rebeldes, fue la primera vez que la JEP atribuyó responsabilidad penal por la toma de rehenes a ex líderes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. (FARC).

Los ex comandantes también fueron acusados de otros crímenes de guerra relacionados con el trato a víctimas de secuestro, incluidos asesinatos y torturas, entre otros.

"Reconocemos que durante (el conflicto) se llevaron a cabo acciones y conductas punibles a los ojos del derecho internacional humanitario. Acciones y conductas que han sido reconocidas individual y colectivamente por la JEP, la sociedad en general y en actividades con víctimas", dice un comunicado firmado por seis de los ex comandantes rebeldes y publicado en Twitter.

Las FARC utilizaron secuestros como rescate para financiar su guerra, mientras que el personal militar o del gobierno capturado se utilizó para presionar a las autoridades para que liberaran a los rebeldes encarcelados, dijo el mes pasado la JEP.

Al aceptar las acusaciones, los ex comandantes podrían enfrentar restricciones a sus libertades durante cinco a ocho años.

Si los hubieran rechazado, los comandantes habrían enfrentado hasta 20 años de prisión, según los términos del acuerdo de paz.

Los firmantes fueron el exlíder Rodrigo Londoño, mejor conocido por su nombre de guerra Timochenko, Jaime Alberto Parra, Pablo Catatumbo, Pastor Alape, Julian Gallo y Rodrigo Grande.

La JEP también puede procesar a líderes militares por acusaciones de crímenes de guerra, además de los casos que maneja relacionados con ex miembros de las FARC.

El conflicto de Colombia, que también incluye a ex paramilitares de derecha y cárteles de la droga, ha matado a 260.000 personas y ha desplazado a millones.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin