Actualidad

Negociación de acuerdo con Japón no beneficia a la ganadería colombiana

Por la forma como se están negociando las partidas para carne bovina y lácteos, la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) rechaza el Acuerdo de Asociación Económica entre el gobierno nacional y Japón.

Ante esta alarma para el sector, el presidente ejecutivo de Fedegán, José Félix Lafaurie Rivera, dirigió una carta a los ministros de Comercio, José Manuel Restrepo Abondano; y de Agricultura, Rodolfo Enrique Zea Navarro, en donde afirmó que, si bien es cierto, estas negociaciones se logran con esfuerzo y una alta dosis de sacrificio, también deben alcanzar un escenario de equidad, con reglas de juego claras y buscando materializar ventajas competitivas para los diferentes sectores productivos.

A renglón seguido manifestó que no es entendible cómo el gobierno colombiano evalúa y valida la oferta presentada por Japón de un cupo preferencial para la carne bovina que resulta en extremo limitado y carente de lo necesario para generar un verdadero balance positivo.

El dirigente gremial sostuvo que, de aceptarse la propuesta de Japón, se estaría dejando al sector ganadero colombiano por fuera de cualquier beneficio real derivado del acuerdo. No dejaría de ser nada más que una preferencia acordada en un documento escrito, sin la menor posibilidad de aplicabilidad efectiva.

La oferta de Fedegán incluye que la preferencia arancelaria para la carne colombiana no debería ser inferior a la concedida por Japón a sus otros socios comerciales, en particular a Australia (del 50 %). El gremio también busca que el cupo preferencial empiece en 2000 toneladas con crecimiento esperado, en 5 cinco años, a las 6000 toneladas.

Similar situación está sucediendo en la negociación de productos lácteos. Lafaurie Rivera dijo que "es inaudito, de difícil comprensión y sobre todo de imposibilidad técnica justificante, el solo hecho de plantear la posibilidad de que el gobierno colombiano llegara a aceptar, no solamente la exclusión de la mayor parte de las subpartidas arancelarias de productos lácteos, sino que, para los quesos, se contemple acordar un cupo preferencial insignificante".

Y agregó que "de aceptarse este cupo, no resulta viable en términos comerciales generar una apuesta exportadora en el marco del Acuerdo de Asociación con Japón, además de generar un precedente perverso para futuras negociaciones comerciales".

El presidente ejecutivo de Fedegán aseguró que el sector agropecuario siempre es el que termina perjudicado en los TLC. Así se está viendo con las importaciones de leche y productos lácteos que crecen de manera desproporcionada cada año perjudicando a los productores nacionales.

"Ahora que tenemos la oportunidad de llegar a un mercado como Japón, con más de 126 millones de habitantes y un ingreso per cápita por encima de los 40.000 dólares, entonces nos dan cupos muy limitados en los productos cárnicos y un contingente muy pequeño para los quesos. En estas condiciones, nos oponemos a la firma del TLC con Japón", concluyó el dirigente gremial.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin