Actualidad

Disputa por narcotráfico con ejército venezolano provoca huida de ciudadanos de ese país

(Reuters) - Una disputa por el control del narcotráfico entre el ejército venezolano y los grupos armados ilegales está detrás de la violencia que hace que miles de personas huyan a Colombia, dijo el ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano.

El flujo de refugiados comenzó hace una semana después de que las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas (FANB) de Venezuela lanzaran una ofensiva contra grupos armados en La Victoria, una localidad venezolana del estado de Apure que se encuentra al otro lado del río Arauca desde Arauquita, Colombia.

"Está el (Ejército de Liberación Nacional), los disidentes de las FARC, la Narcotalia, y por supuesto el interés que tienen las Fuerzas Armadas Bolivarianas en este negocio del narcotráfico", dijo Molano en Arauquita, que se ubica en la frontera con Venezuela.

En 2016, Colombia firmó un acuerdo de paz con las ahora desmovilizadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), poniendo fin a la participación del grupo en el conflicto de más de 50 años del país, que dejó 260.000 muertos y millones de desplazados.

Grupos de disidentes de las FARC rechazan el trato. El gobierno se refiere a uno de esos grupos, liderado por el ex comandante de las FARC Iván Márquez, como "La Narcotalia". El gobierno de Colombia acusa al presidente venezolano Nicolás Maduro de albergar a disidentes.

Maduro dijo durante una transmisión sobre la pandemia de coronavirus que Venezuela fue víctima de grupos criminales armados irregulares de Colombia.

Cientos de venezolanos llegan a Colombia todos los días, lo que agrava una crisis humanitaria que se extiende a lo largo de 18 refugios improvisados.

Las autoridades sanitarias colombianas han detectado cuatro infecciones por coronavirus en tres de los refugios en Arauquita habilitados para los refugiados, dijo el alcalde el domingo por la mañana.

Si bien hasta ahora se han registrado unos 4.900 refugiados venezolanos en Arauquita, más se están quedando con amigos y familiares, dijo a Reuters Etelivar Torres, alcalde de Arauquita.

"No estábamos preparados para algo como esto", dijo Torres.

Los refugiados han acusado a las fuerzas armadas venezolanas de abusos contra los derechos, incluido el asesinato de civiles y el saqueo de casas.

El ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino López, negó las acusaciones de abusos el sábado, mientras que el fiscal jefe de Venezuela, Tarek Saab, dijo que los hechos serían objeto de una investigación.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin