Actualidad

ICA canceló el registro al 98% de los plaguicidas con riesgo para la salud

El Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, canceló el registro de venta a 254 denominaciones comerciales de Plaguicidas Químicos de Uso Agrícola, PQUA, con categoría toxicológica I y II, alcanzando el 98% del total de estos productos que estaban en el mercado, y que desde el año anterior no son comercializados, porque no superaron los riesgos mínimos establecidos para prevenir y mitigar daños a la salud humana y al medio ambiente.

Los Plaguicidas Químicos de Uso Agrícola, PQUA, son sustancias destinadas a prevenir, destruir, repeler o combatir cualquier plaga, en la producción, agrícola o almacenamiento, transporte, distribución y elaboración de alimentos, por esta razón, fueron objeto del proceso de reevaluación de acuerdo a lo establecido en la Resolución ICA 3497 de 2014.

El ICA, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales ANLA y el Instituto Nacional Salud, INS, establecieron los plazos y requisitos para la reevaluación en materia de registro y control de plaguicidas químicos de uso agrícola registrados antes de la entrada en vigencia de la norma andina Decisión CAN 436.

Desde la entrada en vigencia de la Resolución 3497 de 2014, la Entidad ha cancelado el registro a 254 denominaciones comerciales de Plaguicidas químicos de uso agrícola categorizados especialmente en clasificación toxicológica I (Extremadamente tóxico) entre los que se encuentran productos con ingredientes activos como Monocrotofos, Malathion, Metomyl, Carbofuran, Profenofos, Metamidofos entre otros, cuya venta ya fue prohibida.

El ICA continúa con el proceso de reevaluación en la totalidad de los PQUA con categorización toxicológica III, para que la producción primaria en el campo continúe aumentando sus índices de seguridad e inocuidad.

Este proceso se realiza con base en los principios establecidos en el Código Internacional de Conducta para la Distribución y Utilización de Plaguicidas de la FAO, y las directrices de los organismos internacionales competentes, lo cual permite elevar los niveles de calidad, seguridad y eficacia de estos productos.

Uno de los propósitos de la integración andina en el sector agropecuario es el de alcanzar un mayor grado de seguridad alimentaria subregional, mediante el incremento de la producción de los alimentos básicos y de los niveles de productividad, la diversificación y aumento de las exportaciones, para ello se requiere, entre otros factores, la aplicación eficaz de insumos agrícolas como los plaguicidas, minimizando los riesgos para la salud humana y el ambiente.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0