Actualidad

Tripleta Ronaldo le da empate 3-3 a Portugal ante España en emocionante choque

(Reuters) - El delantero Cristiano Ronaldo brilló el viernes al marcar una tripleta que le permitió a la selección portuguesa de fútbol igualar 3-3 en su debut ante España por el Grupo B del Mundial.

La estrella del Real Madrid abrió el marcador de tiro penal a los cuatro minutos y volvió a convertir a los 44 para que Portugal se fuera 2-1 al vestuario. Diego Costa había marcado el empate parcial a los 24 tras una gran jugada individual.

Costa puso el 2-2 a los 54, tres minutos antes de que Nacho le diera la ventaja a España con un golazo desde fuera del área.

Ronaldo le dio la igualdad definitiva a Portugal con un tremendo tiro libre a los 88 para cerrar una actuación fantástica.

Entre tanto, la selección de fútbol de Uruguay consiguió el viernes un agónico triunfo 1-0 sobre Egipto en el partido que cerró la primera jornada de Grupo A gracias a un cabezazo de José María Giménez cuando el empate parecía sellado.

Uruguay tuvo las opciones más claras por conducto de Luis Suárez en el choque en el Ekaterimburg Arena y convirtió al meta de Egipto, Mohamed Elshenawy, en el jugador del partido.

Giménez anotó el gol del triunfo a los 89 minutos con un remate de cabeza tras un centro enviado por Carlos Sánchez al cobrar una falta desde el sector derecho.

Uruguay, que no jugó demasiado bien en los 90 minutos, tuvo las opciones más claras para anotar ante un Egipto que, sin su estrella Mohamed Salah, careció de peso en ofensiva.

A su vez, Aziz Bouhaddouz marcó el viernes un gol a propia puerta a los 95 minutos para darle a Irán una inesperada victoria 1-0 sobre Marruecos en el primer partido del Grupo B de la Copa del Mundo.

El partido se encaminaba a finalizar sin goles en un juego con pocas opciones frente a los arcos hasta que Ehsan Hajsafi ejecutó un tiro libre desde la izquierda que Bouhaddouz intentó despejar pero que en cambio terminó con la pelota en la red.

Los iraníes, que no ganaban un partido por la Copa del Mundo desde su victoria sobre Estados Unidos en 1998, celebraron efusivamente el resultado, que les permite albergar alguna esperanza de avanzar en un grupo en el que ahora deberán enfrentar a los favoritos España y Portugal.

El resultado fue un duro golpe para Marruecos, que jugaba su primer partido mundialista en 20 años. Tras un buen primer tiempo, el equipo africano se mostró mucho más conservador en la segunda mitad.

Irán perdió la influencia tranquilizadora del suspendido centrocampista Saeid Ezatolahi y Marruecos lo superó en el centro del campo gracias a la astucia de Mbark Boussoufa para dirigir el juego de un equipo que buscaba crear peligro con mucha gente en ataque.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin