Actualidad

VIDEO: vandalismo ensombrece cierre de protestas laborales en Colombia

  • Según opositores del gobierno, el plan propone recursos limitados para los programas pactados en la firma del proceso de paz entre las FARC y el anterior gobierno de Juan Manuel Santos.
El vandalismo es el sello que se está imponiendo al cierre de protestas laborales con Colombia.

El vandalismo fue la nube negra que empañó el cierre de protestas laborales celebradas el jueves en Colombia y afectó en niveles de respeto a una de las joyas de Bogotá, el centro histórico.

Pese a que la jornada fue llamada "paro nacional", no tuvo el carácter de una huelga general. Se trató de manifestaciones en las principales ciudades del país, donde no hubo paralización de sectores como la industria o el comercio.

En la Plaza de Bolívar, ubicada en las inmediaciones de La Casa de Nariño, la residencia presidencial, un grupo de personas que se unió a las marchas llegó al lugar en horas de la tarde y lanzó piedras a los Policías.

La fuerza pública respondió con bombas aturdidoras y gases lacrimógenos. Algunas personas resultaron heridas en medio de estos enfrentamientos, entre ellos un periodista que cubría los desórdenes.

Los grupos de personas encapuchadas también lanzó piedras y diversos elementos contra los miembros de la Policía que custodiaban la entrada del congreso y atacaron a la Catedral Primada de Bogotá.

Por ahora no hay un balance exacto de daños materiales ni de lesionados.

El presidente de los colombianos, Iván Duque condenó los daños causados en esta zona de la capital.

@IvanDuque #Bogotá Condeno los actos de violencia y vandalismo contra la Catedral Primada de Colombia. Solicito a las autoridades avanzar rápidamente en la identificación y judicialización de los responsables de este ataque, para que se haga justicia. #ElQueLaHaceLaPaga#ColombiaNoPara

Contra el plan de desarrollo

La jornada fue convocada contra el Plan Nacional de Desarrollo

El proyecto impulsado por el ejecutivo se encuentra en debate en el congreso. Sus opositores consideran que vulnera los derechos de los trabajadores y que incluye una reforma pensional que perjudicaría a los colombianos.

Asimismo, los participantes de la protesta pidieron que se proteja la vida de los líderes sociales.

"Excluye de manera flagrante lo pactado en la Habana y no interpreta el sentir de los colombianos, es un plan que no tiene en cuenta la educación, desconoce el fortalecimiento del sistema de salud y porque se respete la vida de los dirigentes sociales y de los excombatientes de las FARC, en proceso de reincorporación", aseguró a France 24, Jairo Reinaldo Calas, representante a la Cámara por la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, partido político de la exguerrilla de las FARC.

Según opositores del gobierno, el plan propone recursos limitados para los programas pactados en la firma del proceso de paz entre las FARC y el anterior gobierno de Juan Manuel Santos, lo cual pondría en riesgo el pacto de paz logrado, tras más de 50 años de conflicto interno armado.

Por su parte, el gobierno colombiano asegura que tiene como eje central conseguir la equidad a través de dos pilares: el emprendimiento y la legalidad.

El mandatario ha dicho en reiteradas ocasiones que su objetivo es romper récords, como, por ejemplo, llegar a la tasa de desempleo más baja y a la menor tasa de homicidios de los últimos 30 años en el país.

Iván Duque también afirma que se trata del Plan de Desarrollo que "más recursos le ha destinado a la justicia social, con cerca de 1.100, alrededor de 354.181 millones de dólares".

Duque señala que la iniciativa busca sacar de la pobreza extrema a 1,5 millones de personas y de la pobreza a 2,9 millones de colombianos. Además, prometió una cobertura de la educación superior del 60 por ciento, ponerle fin a la deforestación y cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030.

Pero decenas de personas que participaron en las marchas de este 25 de abril aseguran lo contrario.

"Es un Plan Nacional de Desarrollo que contiene una lesiva reforma contra los trabajadores, es un plan de desarrollo que avanza en la privatización de la educación, de la salud, y no tiene ninguna formulación para generar empleo en un país, donde el 63% del empleo es informal", dijo a France 24, Diógenes Orjuela, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0