Actualidad

Duque y su equipo buscan salidas a la peor crisis del poder judicial en Colombia

  • La cadena de hechos se inició hacia el medio día cuando la Justicia Especial para la Paz notificó al país sobre su decisión de no entregar a las autoridades de Estados Unidos al ex cabecilla de las Farc, distinguido con el alias de Jesús Santrich.
El presidente Duque suspendió agenda y convocó una cumbre en el Palacio de Nariño para buscar salidas.

Este 15 de mayo será recordado en la historia como el día en que estalló la peor crisis del poder judicial en Colombia, detonada por la negativa de la JEP de extraditar a Estados Unidos al ex jefe guerrillero de las Farc, "Jesús Santrich".

Al comenzar la noche, avanzaba una reunión del Presidente Iván Duque con la Vicepresidenta, Marta Lucía Ramirez, los ministros del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, Justicia, Gloria María Borrero, y Defensa, Luis Guillermo Botero.

A ellos se sumaban otros altos funcionarios del Gobierno nacional, en un cónclave en el que se analizan los recientes acontecimientos ocurridos en el país.

La cadena de hechos se inició hacia el medio día cuando la Justicia Especial para la Paz notificó al país sobre su decisión de no entregar a las autoridades de Estados Unidos al ex cabecilla de las Farc, distinguido con el alias de Jesús Santrich.

De inmediato, el Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, presentó renuncia irrevocable, argumentando no estar de acuerdo con esta decisión. Su segunda a bordo, la vicefiscal María Pailina Riveros, también anunció su retiro del cargo.

Entre tanto, voceros del partido Farc anunciaban que acudirían a todas las actuaciones legales, entre ellas un habeas corpus, hasta lograr su libertad.

La tormenta perfecta en la justicia colombiana se produce tras varias semanas de tensión, por presiones del gobierno de Estados Unidos, que amenazó con retirar visas a muchos magistrados de distintas altas cortes.

De inmediato comenzaron a surgir voces que sugerían la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente, aunque otros preferirían un tradicional y trillado acuerdo nacional.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0