Actualidad

Formatos de barrio, los preferidos por los colombianos para realizar compras

Los formatos de barrio como tiendas, misceláneas, carnicerías, panaderías y las tiendas de descuento han ganado relevancia en la última década en los hábitos de compra de los colombianos, según un estudio realizado por BBVA Research.

En los centros comerciales se realiza el 6% de las compras de los hogares del país y aunque el porcentaje parece bajo representa $38,6 billones al año ya que al año los gastos ascienden a alrededor de $600 billones, indicó Mauricio Hernández, economista de BBVA Research y coautor del estudio.

Así mismo, entre los datos destacados de la investigación se encontró que Bogotá siendo la ciudad con mayor participación en el gasto nacional, aunque perdió participación en la última década.

En lo que corresponde a los medios de pago, el monto de las transacciones con tarjetas creció 240% en 10 años y equivale al 5% de las compras realizadas en un año. Además, el uso de las tarjetas se intensificó en los nuevos clientes en los últimos años.

Los sectores con mayor valor promedio de compra con tarjeta son educación, hoteles, decoración, muebles y deportes, mientras que los más bajos corresponden a construcción, entretenimiento, panaderías, restaurantes, seguros y transporte.

"En los últimos diez años Colombia mejoró su nivel de ingreso, sobre todo en los segmentos bajos. El porcentaje de hogares que hoy tienen un ingreso menor a un salario mínimo mensual es menor, con lo cual cada vez es mayor el porcentaje de la población con un ingreso medio. Así mismo, entre 2008 y 2018, los hogares colombianos ganaron capacidad adquisitiva. Con este panorama el colombiano se constituye en un mercado atractivo, de gran potencial y con oportunidades por explorar", aseguró Hernández.

De igual manera expresó que el consumo de los colombianos en los próximos años estará dirigido a educación, salud, vivienda y restaurantes y hoteles, a su vez que podría disminuir el gasto en vestuario, recreación, información y muebles.

La población en edad adulta y en vejez seguirá aumentando, haciendo más elevada la tasa de dependencia. Al tiempo la tasa de natalidad seguirá cayendo, más en los ingresos altos lo que influirá en las decisiones de consumo.

También el análisis revela que a futuro la mujer seguirá ganando preponderancia económica y relevancia como jefe de hogar.

"En el mundo los hogares con jefatura masculina gastan más en transporte y comunicaciones, comidas fuera del hogar y bebidas alcohólicas y tabaco. Sin embargo, en Colombia los hogares cuyo jefe de hogar es mujer gastan más en rubros como vivienda, educación, muebles y ropa", señaló Hernández.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0