Actualidad

Tecnología de impresión 3D también está al servicio de los constructores

El sector de la construcción, en los últimos años, ha empezado a incursionar en la implementación de nuevas tecnologías para aumentar su productividad y eficiencia.

El tradicional ladrillo caravista, a nivel mundial, podría tener sus días contados, pues la nueva tendencia es construir cerámicas a partir de un prototipo digital con impresión 3D.

Durante Expoconstrucción y Expodiseño 2019, la feria especializada de carácter internacional, que se lleva a cabo en Corferias (Bogotá) hasta el 19 de mayo, los visitantes encontrarán los últimos desarrollos en este tema realizados por el Grupo Sacmi Imola, multinacional italiana, líder a nivel mundial en producción e instalación de máquinas y plantas para la industria cerámica, que ahora cuenta con tecnología de impresión en 3D.

Imprimir en 3D consiste en crear un objeto colocando un material por capas basado en un modelo digital. Este proceso, que permite fabricar de manera rápida, eficiente y sin mano de obra, requiere del trabajo en conjunto de un software, hardware y del insumo a partir del cual se hará la pieza.

"En Extrud 3D Tiles, división de Sacmi Imola, hemos creado la técnica que une el proceso de formación por extrusión, con la producción de cerámica con decoración digital y secado/cocción rápido sobre rodillos. Este proceso, permite la realización de productos moldurados y/o cavos, con estructura 3D de valor añadido, complementarios a los pisos como al revestimiento interior y/o exterior", afirma Jorge González, representante comercial de Sacmi en Colombia de las divisiones Extruido y Heavey Clay

El uso de esta tecnología en la construcción tiene varias ventajas, entre esas el ahorro en materiales, tiempo y mano de obra; es un proceso sostenible porque desperdicia menos insumos y se reducen las emisiones de CO2 que usualmente se producen cuando se construye con cemento; y además, facilita la creación de diseños personalizados sin costos adicionales.

"La tecnología de impresión 3D creada por nosotros facilita la producción de piezas completamente innovadoras, con formas geométricas de gran complejidad que no son posibles de crear por medio de otros procesos industriales de alto rendimiento por ejemplo la cantonera antideslizante de las escaleras. Además, las mezclas y los procesos que se usan para crear la cerámica son similares a los de la cerámica fina permitiendo así que se puedan combinar los productos resultantes de ambos procesos y no se note gran diferencia", concluye González.

Cada día más empresas dedicadas a la producción de cerámicas, de todas partes del mundo, se interesan por hacer uso de esta innovación tecnológica. Sacmi Imola se ha convertido en proveedor clave de impresoras 3D y entre sus clientes se encuentra Porcelanoso (España), Gres Aragón (España), Corona (Colombia), entre otros.

Aún no se ha masificado la aplicación de esta tecnología en el sector de la construcción, pero sin duda es una tendencia fuerte que acabará con la manera tradicional de producción de cerámicas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0