Actualidad

Líderes colombianos señalan que se debe repensar la experiencia laboral

Reinventar nuevas formas de aprender, darle sentido al trabajo, incorporar la utilización de la tecnología en la nube para apalancar procesos del área de recursos humanos, la incidencia de nuevas formas de vinculación del talento y el trabajo colaborativo, son algunos de los principales hallazgos obtenidos por el séptimo reporte de Tendencias Globales de Capital Humano de Deloitte, después de consultar a cerca de 10.000 personas en 119 países.

En el caso de Colombia, el reporte evidenció que 90% de las personas consultadas indicó que se debe cambiar la forma en que las personas aprenden, Pero solo el 11% dijo que sus empresas estaban listas para abordar el tema.

Así mismo, el 89% señaló que el país debe "re-imaginar" la experiencia laboral para aumentar la productividad organizacional. La tendencia hacia transformación en las organizaciones también apunta al desarrollo del liderazgo de una manera distinta, pues el 76% cree que la formación de los líderes debería cambiar hacia un enfoque humano renovado.

"Mucho se discute sobre el propósito organizacional, y aunque estoy de acuerdo en que es importante, lo que les falta a muchas organizaciones es enfocarse en el individuo y en los retos que estos enfrentan todos los días", dijo Alejandra D´Agostino, líder de capital humano de Deloitte.

Los resultados muestran una consolidación del concepto de "empresa social" en la que el liderazgo social y el desempeño financiero tienen una correlación positiva. De hecho, 73% de las empresas sociales líderes en la industria, esperan un mayor crecimiento empresarial en el 2019, comparados con un 55% de las proyecciones en las organizaciones donde la empresa social no es una prioridad. Paradójicamente, tan solo 19% reportó ser "líder de la industria" en la madurez de la organización como organización social.

Al respecto, D´Agostino comentó "Liderar una empresa social, no es lo mismo que ser una empresa socialmente responsable, o participar en acciones de Responsabilidad Social, tampoco se trata de comprometerse con programas que definen un propósito. Significa reconocer que, mientras un negocio debe generar ganancias y brindar a los accionistas retorno sobre la inversión, también debe mejorar las condiciones de sus colaboradores, sus clientes y la comunidad donde opera".

Las 10 principales tendencias en Capital Humano este año, son:

La Fuerza laboral alternativa es ahora una tendencia generalizada

Por muchos años las organizaciones consideraban a los freelancers, a las personas contratadas directamente, y a los trabajadores "gig" como una fuerza laboral alternativa a la fuerza tradicional a tiempo completo. En la actualidad este segmento ha crecido considerablemente, llevando a las organizaciones a considerar estratégicamente este tipo de acuerdos de trabajo dentro de sus planes de crecimiento.

De trabajos a súper trabajos

La gran mayoría de las organizaciones esperan incrementar significativamente el uso de inteligencia artificial, tecnología cognitiva, robótica y automatización. Si así sucediera, a media que estas tecnologías se van incorporando en las organizaciones, los trabajos irían cambiando, y esto derivará en lo que llamamos "súper trabajos" (combinación de trabajos tradicionales hacia roles integrados y multidisciplinarios).

Liderazgo para el Siglo XXI, la intersección entre lo tradicional y lo nuevo

Para ser eficaces en el Siglo XXI, los líderes deben adoptar un nuevo enfoque que considere el nuevo contexto en el cual los objetivos deben ser alcanzados haciendo uso de nuevas competencias críticas, que incluyen: "liderazgo a través del cambio, manejo de la ambigüedad y la incertidumbre", "transparencia", "colaboración" y la "comprensión de tecnologías cognitivas basadas en inteligencia artificial".

De la experiencia del empleado a la experiencia humana: devolverle sentido al trabajo

Uno de los grandes desafíos que identificamos este año es la necesidad de mejorar lo que usualmente se denomina "experiencia del empleado". Es aquí donde vemos una oportunidad para que los empleadores actualicen y expandan el concepto de "experiencia del empleado" hacia una "experiencia humana" en el trabajo.

Desempeño Organizacional, un deporte de equipo

El cambio de modelos jerárquicos hacia equipos de trabajo también es una clara tendencia. Pero la mayoría de las organizaciones no han actualizado el diseño de sus cargos, ni su modelo de compensación para adaptarse a esta tendencia. En la actualidad la tecnología nos permite fácilmente hacer estos cambios, ahora es tiempo de actualizar las prácticas de Talento para que las organizaciones se mantengan vigentes.

Compensación y beneficios, cerrando la brecha

Las organizaciones están explorando una gama de beneficios para motivar a su gente, pero no han logrado del todo su propósito, y únicamente el 33% de los participantes en Colombia, dice que su sistema de compensación y beneficios está alineado con los objetivos organizacionales.

Consecución de Talento, es más que atraer

En la última década de evolución económica a nivel global, el reclutamiento se ha vuelto más complicado que nunca. A medida que el mercado laboral sigue siendo competitivo y las competencias requeridas experimentan cambios rápidos; es el momento para que las organizaciones piensen cómo pueden acceder al talento de manera diferente: movilizando recursos internos, buscando personas en la fuerza laboral alternativa, o beneficiándose estratégicamente de la tecnología para aumentar las fuentes de reclutamiento y consecuentemente aumentar la efectividad del proceso de adquisición de talento.

Aprendiendo en el fluir de la vida

La tendencia número 1 para el 2019 indica que las personas deben cambiar la forma en que aprenden. Hoy el aprendizaje está más integrado al trabajo, está siendo más personal, y está migrando hacia modelos de aprendizaje que son de por vida. La reinvención efectiva en estos 3 aspectos requiere una cultura laboral que apoye el aprendizaje continuo, así como incentivos que motiven a las personas a aprovechar las oportunidades de aprendizaje, y con foco en ayudar a los individuos a identificar y desarrollar las nuevas competencias requeridas.

Movilidad del Talento, ganando la batalla con talento interno

En las organizaciones líderes, la movilidad interna ha de ser percibida como una progresión natural de carrera, en vez de ser solo un cambio importante. Es decir, las oportunidades deben darse a todos los colaboradores de todos los niveles, y no solo los líderes. De igual manera, las tecnologías deben facilitar los procesos para simplificar la movilidad a través de funciones, proyectos o geografías.

Recursos Humanos en la Nube, una plataforma, no un destino

En el 2019 las organizaciones deben repensar sus estrategias de tecnología de Recursos Humanos, considerando la tecnología en la nube como base, y a partir de allí, explorar nuevas plataformas innovadoras de automatización de procesos o inteligencia artificial, para complementar los sistemas centrales de la organización.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.