Actualidad

En marcha Programa de Renovación de Cafetales por $50.500 millones

Mediante resolución, el Comité Nacional de Cafeteros aprobó hoy poner en marcha el Programa de Renovación de Cafetales para la vigencia 2019 con recursos por poco más de 50 mil 500 millones de pesos, dado que para el gremio y la economía del país es crucial mantener la productividad y tecnificación de la caficultura.

Como órgano de concertación de la política cafetera del país, el Comité Nacional define las políticas y programas financiados con recursos del FoNC y en él participan los representantes de todos los departamentos cafeteros, así como los Ministros de Hacienda, Agricultura y Comercio y la directora de Planeación Nacional.

Según la Resolución 07 del Comité Nacional, que se desarrolló con la mayor disposición del Gobierno a ayudar en la actual coyuntura, con este programa se beneficiarán:

Caficultores que posean hasta cinco hectáreas en café, con un apoyo equivalente a $220 por cada sitio renovado por siembra o zoca, representados en fertilizantes edáficos, de uso en la caficultura colombiana.

Caficultores con más de cinco hectáreas en café, para los cuales el apoyo equivaldrá a $180 por cada sitio renovado por siembra o zoca, representados también en fertilizantes edáficos.

Con este programa se espera incentivar la renovación de aproximadamente 44.300 hectáreas que equivaldrían a unos 244 millones de árboles.

Los cafeteros interesados deben inscribirse en los Comités de Cafeteros bajo la premisa de primero atendido, primero servido, hasta agotar los recursos. El Servicio de Extensión hará las respectivas verificaciones de la renovación para proceder a depositar, vía cédula cafetera u órdenes de entrega, el monto correspondiente a cada caficultor.

Para ser beneficiario del programa se requiere:

Ser caficultor activo y tanto este como la finca haber estado registrados en el SICA al 31 de diciembre de 2018.

Haber renovado, desde el 1 de enero de 2019, mínimo 400 plantas por lote cafetero.

La renovación de los cafetales debe hacerse mediante renovación por siembra con variedades resistentes a la roya recomendadas por la Federación Nacional de Cafeteros (FNC) o por renovación por zoca convencional, pulmón o calavera bajo los parámetros indicados por Cenicafé.

A caficultores con hasta cinco hectáreas en café se les otorgará incentivo por renovación hasta por una hectárea en café.

A caficultores con más de cinco hectáreas en café se les otorgará incentivo hasta por el 20% del área totalen café.

La densidad de siembra mínima aceptada será de 2.500 sitios por hectárea y la máxima de 10.000.

No se aceptan lotes renovados durante 2018 y 2019 bajo la ejecución de programas de crédito con acceso a ICR y LEC.

La edad del lote antes de la renovación deberá ser igual o mayor a 54 meses. Si la renovación por siembra implica el cambio de una variedad susceptible a una resistente a la roya, no hay condición de edad de la plantación para acceder al incentivo.

No se aceptan lotes que hayan hecho parte de programas de renovación o reactivación de la caficultura financiados con recursos del Fondo Nacional del Café durante 2016, 2017 y 2018.

No se aceptan lotes que hayan sido objeto de programas de renovación de cada una de las dependencias financiadas con recursos del Presupuesto General de la Nación.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.