Actualidad

Vía al Llano, la autopista que se derrite por las lluvias y genera millonarias pérdidas

Esta es la imagen de la vía al Llano a las 4:45 de la mañana con la previsión de más deslizamientos.

La vía al Llano, como popularmente se conoce la autopista que conecta a los llanos orientales con el centro y resto del país, vuelve a cerrarse por intensas lluvias. Pero el problema ya es estructural.

A primeras horas de esta mañana Coviandes, el concesionario responsable de esta vía, reportó que se "Inician trabajos de remoción y limpieza en el K64+200, continúa caída de material en K58+000".

Más temprano, sobre las 4:45 de la mañana, se indicaba que fuertes lluvias en el corredor vial. Persiste caída de material en el k58+000 y en el k64+200. Constante monitoreo de la zona.

Lo de fondo aquí, es que se trata de una vía que por más de 50 años ha estado permanentemente sometida a intervenciones de obra e inclemencias del tiempo, lo que la pone ya en la perspectiva de ser un Giness Record como la autovía a la que más se le ha inyectado dinero en el mundo.

Mientras el gobierno nacional mantiene el monitoreo y las autoridades locales han declarado la calamidad pública, transportadores, comerciantes, ganaderos, cultivadores y empresarios, sumados a la comunidad que obligatoriamente debe ir y volver, enfrentan millonarias pérdidas y contratiempos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.