Economía

Zonas Futuro, la estrategia colombiana para impulsar desarrollo en regiones

  • El Mandatario destacó que para cumplir con esos propósitos en los territorios se deben aplicar los valores y principios contenidos en los tres pilares de la agenda de su Gobierno: Legalidad, Emprendimiento y Equidad.
El presidente Duque lanzó esta nueva estrategia para promover el desarrollo de las regiones.

El Presidente de la República, Iván Duque Márquez, lanzó la estrategia Zonas Futuro desde el municipio de Tumaco, en Nariño al suroccidente colombiano.

La estrategia permitirá al Estado intervenir de manera integral, con seguridad, justicia e inversión social, las regiones más afectadas por la violencia, la criminalidad y la pobreza.

Las Zonas Futuro comprometen a todo el Gobierno en la tarea de transformar estos territorios, lograr el control institucional, garantizar los derechos ciudadanos, conseguir la disrupción de las economías ilícitas, y preservar y defender el medio ambiente. Se caracterizan por ser regiones afectadas por las economías ilícitas, la violencia y la criminalidad.

Durante la presentación de esta estrategia, el Jefe de Estado explicó que las Zonas Futuro son lugares "que han sido golpeados por la violencia o por el narcotráfico (…) donde se debe hacer una atención de carácter estratégico e integral. Y eso implica que lleguemos con seguridad y con justicia, pero que lleguemos también con toda una respuesta articulada y ordenada del Estado para atender las necesidades de las comunidades".

El Mandatario destacó que para cumplir con esos propósitos en los territorios se deben aplicar los valores y principios contenidos en los tres pilares de la agenda de su Gobierno: Legalidad, Emprendimiento y Equidad.

"Aquí lo que se quiere es que lleguemos todos juntos, el Ministerio de Educación, el Ministerio de Agricultura, el Ministerio de las TIC, Planeación Nacional, el DPS (Departamento de Prosperidad Social). Que esa intervención de todos sea coordinada y que tenga un propósito común, y que ese propósito común siembre confianza por parte de la ciudadanía", resaltó el Presidente.

Dijo, además, que en las Zonas Futuro tiene que haber una rendición de cuentas permanente, de manera que le permita al Estado fortalecer sus capacidades en los territorios y buscar "victorias permanentes".

"El nacimiento de las Zonas Futuro en esta región es un mensaje claro: vamos a trabajar por ustedes y con ustedes, y que en este esfuerzo todos sumamos lo mejor de nuestras energías; está lo mejor de nuestra Fuerza Pública, está lo mejor del brazo social del Estado, está lo mejor en materia de coordinación y está también la deseada armonía en el trabajo diario con los gobernadores y los alcaldes", expresó el Jefe de Estado.

La lucha antidrogas

La estrategia facilitará intervenir directamente el 32 por ciento de las hectáreas de coca del país y se afectará la producción del 41 por ciento de pasta base de coca.

Cabe resaltar que la implementación del programa de las Zonas Futuro también permitirá proteger a la población amenazada por los violentos, en particular a los líderes sociales.

El 45 por ciento de los asesinatos de líderes sociales se registra en los departamentos donde se implementarán las Zonas Futuro.

El Presidente agregó que la estrategia de las Zonas Futuro se aplicará de manera congruente con los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), para contribuir a la convivencia pacífica en las regiones afectadas por la violencia y la pobreza.

Finalmente, el Jefe de Estado dio a conocer las cinco regiones del país en las que se va a implementar la estrategia integral de las Zonas Futuro, las cuales equivalen al 2,4 por ciento del territorio nacional: Pacífico nariñense, El Catatumbo, Bajo Cauca y sur de Córdoba, Arauca, y Chiribiquete y Parques Nacionales Naturales aledaños.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.