Economía

¿Golpe a la estabilidad jurídica?: Corte Constitucional tumba ley de financiamiento en Colombia

  • Ahora corresponde a las autoridades económicas diseñar un nuevo esquema que permita recuperar los recursos y beneicios que otorgaba esta ley de finan ciamiento.
El presidente Iván Duque, sufre un fuerte revés, por cuenta de la ley de financiamiento impulsada por su ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla.

La Corte Constitucional colombiana declaró la inconstitucionalidad de la Ley de Financiamiento, un ajuste tributario con el que inició el gobierno del presidente Iván Duque

De esta manera se confirmaba una primicia de la periodista Luz Helena Fonseca de W Radio, quien había anticipado hace un mes esta decisión.

"Después de casi 10 horas de deliberaciones, la Sala Plena de la Corte Constitucional declaró inexequible la Ley de Financiamiento, sin embargo con un efecto diferido a partir del 1 de enero de 2020. La votación respaldó la ponencia del Magistrado Alejandro Linares, con seis votos contra tres", dice la nota de W Radio.

"De esta forma la Corte dejó conectado a un respirador artificial a la Reforma Tributaria del Gobierno del Presidente Duque hasta el 1 de enero de 2020".

"La mayoría de magistrados aceptó los argumentos de una demanda que afirmaba que cuando la Cámara de Representantes votó el texto de la ley, el 19 de diciembre del 2018, no conocía los cambios y modificaciones que le había hecho el Senado la noche anterior, por lo que se violaron principios claves como el de la publicidad, consecutividad y deliberación en las leyes".

Ahora corresponde a las autoridades económicas diseñar un nuevo esquema que permita recuperar los recursos y beneicios que otorgaba esta ley de finan ciamiento.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.