Economía

En congreso de la SAC afloraron dolores del agro: informalidad laboral, crédito caro y poca rentabilidad

  • Pero el encuentro no se quedó en mostrar la problemática, trascendió a la búsqueda de soluciones en alianza con el sector privado y el Gobierno.
  • Según Jorge Enrique Bedoya, Presidente de la SAC, se deben focalizar los esfuerzos en rentabilizar la agroindustria y no simplemente en crecer.
El presidente Duque recibió pleno respaldo del sector agricultor colombiano, convocado por la SAC.

Con una agenda de alto nivel desarrollada en dos días concluyó anoche el Congreso Agropecuario Nacional, edición 39, organizado por la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, con su presidente Jorge Bedoya Vizcaya a la cabeza.

Por Lourdes Molina Navarro (*) Especial para El Economista

El dirigente puso al descubierto los grandes dolores del agro, su alta informalidad laboral que llega a 86 %, el elevado costo del crédito y la falta de rentabilidad que "hay que combatir para que los jóvenes, por ejemplo, encuentren atractivo quedarse en el campo", aseguró Bedoya Vizcaya.

Lejos de quedarse en el pesimismo de los problemas expuestos, además de la amenaza creciente del cambio climático en la agricultura, el encuentro tuvo un tono positivo, de búsqueda de soluciones y de caminos para la viabilidad del campo, construidos conjuntamente entre el sector privado y el Gobierno Nacional, además del concurso de entidades especializadas como la banca, entre otras.

El dirigente gremial puntualizó "hay que poner a ganar plata a los productores para que tengan ingresos para ellos y sus familias, lo cual va de la mano con mayor acceso al crédito, construcción de vías terciarias y comunicación que llegue a todos".

Y por ello, para hablar de las dificultades pero también de las propuestas de transformación del campo, al máximo certamen del sector agropecuario colombiano, con sede en el Hotel Hilton Corferias, asistieron representantes del Gobierno Nacional, miembros del Congreso de la República, dirigentes gremiales, miembros del cuerpo diplomático acreditado en Colombia, expertos en diferentes áreas, representantes de la academia y centros de pensamiento, y empresarios; es decir los principales actores del sector agropecuario y agroindustrial del país.

Planteamientos del gobierno

En la instalación intervinieron la vicepresidenta de la República, Martha Lucía Ramírez, y el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Andrés Valencia Pinzón. Ramírez se refirió a una estrategia que lidera actualmente: los Pactos por el Crecimiento, concebidos con tres objetivos: impulsar la producción nacional, promover las exportaciones y disminuir la tasa de desempleo en varios sectores de la economía, entre ellos el agrícola.

Habló de la informalidad laboral en el campo colombiano, enfatizando que estima que 90% de las mujeres que trabaja en el agro, no tienen garantías de salud y seguridad social, ante lo cual indicó que la apuesta es impulsar el campo, privilegiando el concepto de cadenas productivas y el principio de asociatividad.

Puntualizó que uno de los muchos desafíos a los que se enfrenta el Estado colombiano y la industria agropecuaria, es mejorar la competitividad y productividad del sector, a través de la ejecución de los 15 pactos por el crecimiento firmados por las autoridades y los empresarios en agosto de este año, 10 de los cuales están avanzados y una vez concluidos, contribuirían con 860.000 nuevos empleos y un crecimiento en la inversión de 15 %, que equivale a una suma de $6,2 billones aproximadamente. Se calcula que las ventas externas tendrían un incremento de 55%, alcanzando los US$2.500 millones.

El crédito en cifras de Minagricultura

Del mismo modo, en materia de crédito, el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, explicó que entre agosto de 2018 y septiembre de 2019 se colocaron $19,9 billones en crédito agropecuario, lo que significó un incremento de 11 % frente a ese periodo anterior, si se compara con el lapso comprendido entre agosto 2017 y septiembre 2018, con 495.214 operaciones, de las cuales 84 % se dirigió a pequeños productores.

Dijo que en materia de subsidio a la tasa, se han creado 12 Líneas Especiales de Créditos (LEC) para responder a distintas necesidades del país, desde temas de productividad hasta temas de índole social.

"Este año destinamos $107.000 millones a este instrumento, es decir, 3,28 veces el presupuesto de 2018", subrayó.

Valencia Pinzón manifestó que se ha trabajado con los gremios de la producción construyendo conjuntamente los diferentes planes que le permitan al campo nacional generar productividad, rentabilidad y competitividad con estrategias como Ordenamiento de la Producción y Coseche y Venda a la Fija, entre otros.

A su turno, Dairo Estrada, presidente de Finagro, precisó la necesidad de entregarle información actualizada y detallada a los bancos sobre cómo funciona el sector agrícola, para permitir que se abran líneas de crédito pertinentes y ajustadas a la demanda.

Espaldarazo mutuo entre Gobierno y gremios

Jorge Enrique Bedoya, presidente de la SAC, en el marco de la clausura del Congreso Agropecuario reconoció –en nombre de su Junta Directiva-el liderazgo y el compromiso del Presidente Iván Duque con el campo colombiano, y su cercanía a los productores, resaltando la labor desarrollada por el Mandatario y por el Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Andrés Valencia Pinzón, para quien pidió un fuerte aplauso por parte del auditorio.

El líder gremial expresó que los agricultores del país están para trabajar y para consensuar las políticas públicas "porque si le va bien al Gobierno de los colombianos, les va bien a todos los colombianos".

A su vez, el Jefe de Estado fue enfático en afirmar que la seguridad en el campo ha sido una obsesión para su gobierno y que su propósito es trabajar de la mano con la SAC, con los gremios, con los campesinos y con pequeños y grandes productores para avanzar en el agro, porque está convencido que la gran revolución social de Colombia tiene que darse en el campo, al tiempo que se refirió al sector palmicultor y a su vocero gremial, Jens Mesa Dishington, precisando que su administración ha participado en la toma de decisiones que beneficien esta producción para beneficio del agro colombiano.

Continuó diciendo: "aquí no podemos dejarnos llevar por las voces que claman destrucción; queremos es construir, porque aquí no podemos dejarnos llevar por las voces que llaman a incendiar la nación y, por eso, desde la Presidencia jamás he utilizado este púlpito presidencial para buscar confrontaciones; lo he hecho y lo seguiré haciendo para que construyamos un país que crezca, y que crezca con equidad para todos los colombianos".

Aseguró que espera que "esta nueva generación que hoy gobierna a Colombia deje de ver la política en primera persona, deje de ver la política en los yoísmos, que se quieren es perpetuar en las grandes contiendas electorales".

Finalmente, manifestó que "este país no debe parar de soñar ni parar de ambicionar ser más, ni parar de ambicionar construir equidad, con un crecimiento acompañado del emprendimiento y el desarrollo económico".

Más presencia ministerial

Otros ministros que hicieron presencia fueron José Manuel Restrepo, de Comercio, Industria y Turismo, quien mostró los esfuerzos que el Gobierno Nacional ha venido haciendo para que al agro pueda aprovechar de la mejor manera los acuerdos comerciales que Colombia ha suscrito, con la finalidad de convertir al sector agropecuario en una fuente dinamizadora de la economía nacional durante la presente administración.

A su turno, la ministra de Trabajo, Alicia Arango, expuso que la informalidad laboral es uno de los males más costosos en términos sociales y económicos para el sector agropecuario y que el diálogo social es la única herramienta que puede abrir caminos en el tema de Reforma laboral, donde desafortunadamente, se han dicho muchas mentiras y por ende la gente está muy desinformada al respecto.

E igualmente participaron en paneles el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo Lozano y la ministra de Educación, María Victoria Angulo, quien buscó responder a la pregunta: ¿Cómo lograr que los jóvenes vean su futuro en el campo?.

El tema de la construcción de la Alianza Global para la Agricultura Climáticamente Inteligente, iniciativa de las Naciones Unidas para la adopción de prácticas agrícolas que mejoren la seguridad alimentaria y la nutrición, sin estimular el cambio climático, fue complementado con una charla entre el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo Lozano y la periodista Camila Zuluaga, directora de Mañanas Blu 10 a.m., en torno a la coexistencia que debe darse entre la producción de alimentos y la protección del medio ambiente.

Algunos expositores destacados

En el Congreso estuvieron presentes conferencistas internacionales como Ron Sznaider, miembro de la junta de la Sociedad Norteamericana de Meteorología, quien abordó las amenazas del cambio climático sobre el sector agropecuario y la gerente general del ICA, Deyanira Barrero León, quien dio a conocer el trabajo realizado, las proyecciones para el fortalecimiento institucional y el mejoramiento de la condición sanitaria del país para los próximos mil días de Gobierno.

Así mismo, se contó con la intervención de Juan Daniel Oviedo, Director del Dane, quien señaló que la información oportuna y veraz redunda en la rentabilidad y es indispensable para la toma de decisiones, la charla de Jaime Liévano, empresario de La Fazenda con el periodista Juan Pablo Calvás de La W, y la de Carlos Mario Estrada, Director del Servicio Nacional de Aprendizaje, Sena, quien expresó que la competitividad de las empresas está en la formación del talento humano.

De igual manera, la innovación en la educación y las nuevas tecnologías para la industria, fue el tema de Diego Molano, consultor internacional en tecnología y ex ministro de las TIC, quien destacó las ventajas digitales que hoy revolucionan el campo mundial y la necesidad de que el sector privado se involucre cada vez más, generando un clima de emprendimiento que potencialice la industria.

Los temas y formatos

El contenido del Congreso Agropecuario Nacional se desarrolló a través de dieciséis sesiones temáticas, casi todas con formato de panel y otras como conversaciones, que giraron sobre diversos aspectos en torno a las principales problemáticas a resolver.

Así que no faltaron temas como financiación, comercio exterior, seguridad jurídica de la propiedad rural, formación del talento humano, Cuarta Revolución Industrial, cambio climático, gestión del ICA, importancia de la información sectorial, desempleo, contrabando, ilegalidad, relaciones entre Colombia y Estados Unidos, y futuro de la juventud, entre otros tópicos.

En esta oportunidad, once reconocidos periodistas colombianos aceptaron la invitación de moderar o conversar con figuras de la vida nacional y fueron ellos: Nohora Celedón, editora económica de La Silla Vacía; Camila Zuluaga, directora de Mañanas Blu 10 a.m.; Cristina Plazas, panelista de La FM; Carlos Enrique Rodríguez, director revista Dinero; Fernando Quijano, director del diario La República; José Manuel Acevedo, subdirector Noticias RCN y analista político de RCN Radio; Juan Pablo Calvás; editor general de La W Radio; Julio de la Rue, director de Cablenoticias; Jorge Alfredo Vargas, presentador Noticias Caracol; Yamit Palacios, director de Las 50 W y Daniel Pacheco, director del programa Zona Franca de Red+TV.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.