Economía

Transformación energética, en línea con recomendaciones de la Misión de Sabios

El Gobierno Nacional avanza en el camino de las recomendaciones planteadas por la Misión Internacional de Sabios con la política pública de Transformación Energética que busca, entre otros objetivos, incorporar el uso de energías limpias, diversificar la matriz energética, lograr una menor dependencia de las fuentes hídricas para la generación eléctrica y contribuir a la reducción de emisiones de dióxido de carbono.

El informe señala que "Colombia tiene la oportunidad de convertirse en líder tecnológico internacional en algunos nichos de biotecnología, industrias creativas e industria 4.0, aprovechando sus dotaciones de suelo, agua y recursos hidrobiológicos, biodiversidad, radiación solar y localización (…)".

En este sentido, en los primeros 15 meses de Gobierno, existen proyectos listos de energía solar y eólica para empezar su construcción por 2.500 megavatios, 50 veces la capacidad de 2018, lo que significa que la participación de las energías renovables no convencionales en la matriz de generación pasará de menos del 1 al 12 por ciento en el año 2022. La revolución de las energías renovables es una realidad luego de dos subastas realizadas en 2019 y gracias a la determinación de empresas como Ecopetrol y EPM.

"Lo mejor de la Misión de Sabios es reconocer todas las oportunidades que tiene Colombia. La visión de la Misión está alineada con la transformación energética que hemos iniciado y nos compromete aún más en el desafío de acelerar esta transición en términos de regulación e institucionalidad", aseguró la Ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez.

Los avances en energías renovables marcan un hito energético que permite al país diversificar su matriz eléctrica, la cual es muy limpia porque el 70% proviene de fuentes hídricas, pero al mismo tiempo nos hace vulnerables ante la variabilidad climática y momentos de escasez como el Fenómeno de El Niño.

De igual manera, la Misión de Sabios asegura en su informe que es urgente enfocar esfuerzos que conduzcan a la reducción de los efectos de la contaminación del aire urbano que respiramos los colombianos.

En este frente, el Ministerio de Minas y Energía viene avanzando y seguirá fortaleciendo las acciones en Movilidad Sostenible, la Ley de Movilidad Eléctrica y la mejora en la calidad de los combustibles, estrategias que contribuyen a proteger la salud de los colombianos y a reducir los efectos de la movilidad en el cambio climático.

En lo corrido del Gobierno del Presidente Iván Duque, el diésel ha pasado de 25 a entre 10 y 12 partes por millón de azufre y la gasolina ha pasado de 150 a menos de 100 partes por millón de azufre, anticipándose a la meta de 10 partes por millón de azufre en diésel y de 50 partes por millón de azufre en gasolina, trazada para el 2025.

Además, se sigue impulsando la movilidad a gas, la cual reduce en 96% el material particulado que afecta la calidad del aire y en un 40% las emisiones de carbono.

De otro lado, el presupuesto bienal de regalías 2019-2020 contempla recursos por $1,7 billones de pesos para el Fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación. Con la reforma recién aprobada por el Senado y que pasa a conciliación con la Cámara de Representantes, este fondo pasará de recibir 9,5% a 10% del total de la bolsa de recursos que aportan las empresas por la producción de minerales, gas y petróleo.

El Gobierno Nacional recibe el documento de la Misión Internacional de Sabios como una hoja de ruta y un mecanismo para lograr grandes metas que lleven al país al crecimiento con equidad y legalidad, con el compromiso de trabajar en las propuestas y realizar un riguroso seguimiento.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0