Economía

Informalidad de venezolanos en Colombia asciende a 90%

  • En la investigación, también se identificaron más de 50 iniciativas en Bogotá y Cúcuta que trabajan en promover la inclusión laboral de población migrante proveniente de Venezuela.
La migración de ciudadanos desde Venezuela se refleja en alta informalidad laboral en Colombia.

Mientras se estima que la informalidad nacional en el mercado laboral está alrededor del 46,9%, según el DANE, la proporción de ocupados informales de la población migrante, particularmente de Venezuela, es cerca de 90%.

Y es que la migración venezolana se ha convertido en uno de los principales temas de la política pública y la opinión ciudadana.

Varios aspectos son clave, entre estos la inclusión productiva de la población migrante proveniente de Venezuela.

Al respecto, Fundación Corona, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través de Acdi / Voca y la Fundación ANDI, han identificado las iniciativas en Bogotá y Cúcuta que promueven la inclusión laboral formal de esta población. 

Día del migrante

En el Día Internacional del Migrante, que se celebra este miércoles, es importante recordar que Fundación Corona y sus aliados, trabajan buscando reducir brechas que impiden a esta población entrar en la formalidad.

El documento, explora el empleo de la población desde una óptica de empleo inclusivo.

El análisis, basado en la conceptualización del Modelo de Empleo Inclusivo (MEI), aborda los principales aspectos de educación, formación, intermediación y empleo, así como las principales características territoriales, todas estas como elementos clave para favorecer o por el contrario reducir la probabilidad de inclusión de esta población en el mercado laboral.

Cifras de diversas fuentes, analizadas en el documento, muestran que la mayoría de los migrantes son adultos jóvenes entre 20 y 39 años, tienen en promedio 26 años y 5 años menos que la media nacional, lo que genera una gran oportunidad en términos de bono demográfico para el país.

Una ruta de acción

El objetivo del documento, que será publicado en enero de 2020, es proveer datos, análisis, pautas concretas que faciliten la articulación en territorio de tantos y tan diversos actores involucrados.

Asimismo, la de apoyar actores puntuales en la implementación de iniciativas existentes o en el diseño de nuevas iniciativas, siempre propendiendo por partir de las realidades locales, los esfuerzos ya existentes, y la coordinación con la institucionalidad.

En complemento, proveer luces a actores tan importantes como las empresas, que facilite su aproximación a la oportunidad que representa la población migrante, dándole pautas concretas de acción, así como información de actores con los que podría trabajar de manera articulada para potenciar los resultados

El análisis se centra en la situación de Bogotá y Cúcuta, recogiendo información de los múltiples documentos ya elaborados para analizar la situación migrante y, ahondar en aquellos aspectos que complementen las indagaciones ya hechas desde el marco conceptual de Modelo de Empleo Inclusivo, por ejemplo, presentando un panorama amplio de los actores y las iniciativas de empleo inclusivo con énfasis en población migrante venezolana que se desarrollan en la actualidad.

Según cifras de Migración Colombia, se destaca que el 94,0 % de los flujos migratorios mixtos entraron por el departamento de Norte de Santander por medio terrestre y se estima que diariamente están ingresando alrededor de 32.000 personas, de las cuales permanecen en la región 161.712.

Concentrados en Bogotá

Bogotá es la ciudad que tiene más migrantes, superando los 350 mil, convirtiéndose en la que más acoge en el país.

En la investigación, también se identificaron más de 50 iniciativas en Bogotá y Cúcuta que trabajan en promover la inclusión laboral de población migrante proveniente de Venezuela, además de más de 25 documentos desde caracterizaciones, guías y herramientas, documentos especializados en flujos migratorios y documentos de política.

Por la magnitud del fenómeno y las perspectivas de permanencia, la agenda de emergencia bajo una óptica de atención humanitaria a la población migrante debe dar paso, ojalá con más velocidad, a una agenda de inclusión educativa y productiva que en muchos aspectos debe aprovechar los aprendizajes y apalancarse en los esfuerzos de un ecosistema de empleo inclusivo que ya implementa acciones con otras poblaciones vulnerables.

"En la práctica supone llamar a la mesa a otros actores -en algunos casos, a dependencias distintas dentro de las mismas entidades- entender las temáticas, los tipos de acción, los aprendizajes, los mecanismos de planeación y medición, entre otros dentro de esta agenda" dice Germán Barragán, gerente de Educación Orientada al Empleo de la Fundación Corona.

Mejorando calidad de vida

La Fundación Corona es una organización de segundo piso y de origen familiar que durante más de medio siglo ha contribuido al mejoramiento de la calidad de vida, el desarrollo social y la reducción de las inequidades en Colombia.

Por medio de la educación y a partir de dos líneas de acción: Educación orientada al Empleo y Educación para la Participación Ciudadanía; en la Fundación Corona buscamos contribuir al fortalecimiento de capacidades que mejoren el bienestar de las poblaciones vulnerables.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin