Economía

Economía de Colombia crece 3,3% en 2019 impulsada por consumo doméstico

(Reuters) - La economía de Colombia se expandió un 3,3% durante 2019, levemente superior a lo esperado por el mercado, impulsada principalmente por el sector financiero y el comercio en una muestra de la fortaleza del consumo doméstico, informó el viernes el Departamento Nacional de Estadísticas (DANE).

Se trató del mejor desempeño en los últimos cinco años, lo que a su vez la situó como una de las economías que más creció en América Latina el año pasado, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI). El repunte de 2019 fue superior al 2,5% que alcanzó el país sudamericano en 2018.

En un reciente sondeo de Reuters el mercado proyectó en promedio un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 3,2%. No obstante, el comportamiento estuvo por debajo de la meta de 3,6% que había establecido el Gobierno.

"Si bien la expectativa que teníamos en un principio no se cumplió, lo que vemos hoy es una recuperación contundente de la economía colombiana, en medio de vientos de cola externos y, además, creciendo por encima de la región", dijo en un comunicado el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla.

Los mejores comportamientos en el año se dieron en las actividades financieras con un crecimiento de 5,7%, así como en el comercio y la administración pública con un 4,9%, respectivamente, reveló el director del DANE, Juan Daniel Oviedo.

En contraste, la construcción reportó una contracción de 1,3% en 2019.

BUENAS SEÑALES

Solo en el cuarto trimestre de 2019, la economía colombiana alcanzó una expansión de 3,4% en comparación con el mismo periodo de 2018, levemente por encima del 3,3% esperado por el mercado, precisó el DANE.

"Este dato que presentó el DANE nos da señales de lo que puede ser este año, pues esperamos que el PIB se siga expandiendo hasta llegar a números cercanos al 3,7%", aseguró Carrasquilla.

Justo la semana pasada, el ministro redujo la meta de crecimiento para este año a 3,7% desde una original de 4%.

Pese al mejor desempeño de la economía, el país sudamericano atraviesa por una fase de protesta social debido al descontento de un amplio sector de la población por el alto desempleo, uno de los mayores de la región, y en demanda de mejoras en educación y salud.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.